lunes, 26 de abril de 2010

EMPODERAMIENTO DE PACIENTES



El médico de familia puede y debe hacer más que atender una consulta médica. "Hay vida fuera de la consulta" es uno de mis axiomas favoritos En sus funciones está la prevención y la promoción de la salud. Dentro de ellas podemos encontrar un concepto novedoso que está poco desarrollado: el empoderamiento.

Este concepto surgió del mundo de las ONG, que vieron necesario que las personas que recibían ayuda pudieran tener más control en sus propias vidas y comunidades, más capacidad de hacer cosas para desarrollarse por ellos mismos.

Podemos definirlo como " un proceso multidimensional de carácter social en donde el liderazgo, la comunicación y los grupos autodirigidos reemplazan la estructura piramidal mecanicista por una estructura más horizontal en donde la participación de todos y cada uno de los individuos dentro de un sistema forman parte activa del control del mismo con el fin de fomentar la riqueza y el potencial del capital humano que posteriormente se verá reflejado no solo en el individuo sino también en la comunidad en la cual se desempeña (Blanchard, Carlos & Randolph 1997)."

Y en el ámbito de la salud sería el proceso por el que los pacientes reciben una información, que convenientemente adaptada y comprendida (evidencia científica para pacientes) les capacita a tomar mejores decisiones sobre su salud, junto a sus médicos y demás personal sanitario que les asisten en sus procesos de enfermedad.

La teoría del consentimiento informado anima a los médicos a trabajar en esta linea que la propia ley de autonomía del paciente delimita y encuadra perféctamente.

Dado que el tiempo de consulta es limitado y la presión asistencial que tienen los centros de salud no permite  desarrollar todo lo deseable esta linea de trabajo, médicos y pacientes han de buscar formas de contacto alternativas. Es la idea de este blog e iniciativas como el twitter para pacientes. Pero seguro que hay más formas y aquí los pacientes tienen mucho que decir.

3 comentarios:

Presidencia de AISSMa ;-) dijo...

Estimado Salvador: Sin duda, el concepto y sentido de tu artículo resultan atractivos. Pero el "palabro" con el que se pretende denominarlo, "empoderamiento", me resulta rechazable. Creo que otra vez sufrimos una colonización no justificada de neologismos derivados de traducciones literales, como en este caso del inglés "empowerment".

En principio, como traducción del término podríamos buscar algunos equivalentes del español como: fortalecimiento, potenciación, capacitación o traspaso de poder.

Revisando lo que se dice en internet sobre ello, encuentro una definición para la que "empowerment" significa «delegar y confiar en todas las personas de la organización y conferirles el sentimiento de que son dueños de su propio trabajo olvidando las estructuras piramidales, impersonales y donde la toma de decisiones se hacía sólo en los altos niveles de la organización». Es decir que se le asigna una tarea pero también se le hace responsable de los resultados de la misma.

Esto es lo que habitualmente hemos entendido por "delegar" (DRAE: 1. tr. Dicho de una persona: Dar a otra la jurisdicción que tiene por su dignidad u oficio, para que haga sus veces o para conferirle su representación).

Por otra parte, aunque tradicionalmente el término "apoderamiento" (DRAE: 1. m. Acción y efecto de apoderar o apoderarse) se ha utilizado en contextos jurídicos, su raíz sería también valorable como alternativa para el concepto que se debate. Así el DRAE (Diccionario de la Real Academia Española) define "apoderar" como: «1. tr. Dicho de una persona: Dar poder a otra para que la represente en juicio o fuera de él. 2. tr. ant. Poner algo en poder de alguien o darle la posesión de ello». La propia Wikipedia se ocupa del término en este sentido (http://es.wikipedia.org/wiki/Apoderamiento).

Por último, no parecería nada desacertado inclinarnos por utilizar el término que propone la propia "Ley de Autonomía del Paciente": autonomía. Este, según la 2.ª acepción del DRAE se define como: 2. f. Condición de quien, para ciertas cosas, no depende de nadie.

Un cordial saludo,
Pepe Morán.

Salvador Casado dijo...

Gracias Pepe, como siempre tan preciso, agradezco tu erudición. Tienes toda la razón, desgraciadamente los anglicismos tienen mucho poder. De todas tus propuestas me quedaria con Potenciación y autonomía.
Un abrazo.

noticias dijo...

guaaa!! me encanta el blog, siempre encuentro temas muy interesantes.

Related Posts with Thumbnails