martes, 27 de abril de 2010

¿PACIENTES PASIVOS O AUTÓNOMOS?


Nuestro sistema sanitario es responsable de dar cumplimiento al mandato constitucional que explicita que todo ciudadano tiene derecho a la asistencia sanitaria. Un sistema de cobertura universal como el nuestro es un orgullo, pero tiene debilidades y es necesario cuidarlo entre todos, ciudadanos y profesionales sanitarios.

Las cifras de frecuentación de los pacientes a las consultas de sus médicos de familia son de las mas altas de europa. Esto es un peligro para el sistema. Por mucho que se estire, llegará un momento que la cuerda se rompa. Y lo hará por su parte más debil, los profesionales sanitarios.

La cuestión que planteo es, ¿Cuál es el nivel de autonomía de nuestros pacientes? ¿con qué diligencia se aplican estos autocuidados de calidad?, ¿en qué grado dependen del sistema sanitario?

Mientras mejores sean los autocuidados, más independiente será un paciente. Esto lo saben bien los pacientes crónicos, muchos de ellos con problemas como la diabetes, terminan siendo verdaderos expertos y solo consultan con su enfermera o médico en reagudiaciones o para problemas concretos.

Miguel Angel Mañez plantea hoy en su blog, la importancia de mejorar el autocuidado del paciente y plantea interesantes propuestas como el   Programa de Pacientes Expertos (Expert Patients), una entidad inglesa sin ánimo de lucro dirigida a promover hábitos de autocuidado entre los pacientes mediante cursos, talleres y material docente diverso. Hay cursos orientados a pacientes con problemas mentales, consumo de alcohol y otras sustancias adictivas, EPOC, diabetes, etc.


Las asociaciones de pacientes también tienen un importante papel y procuran información y soporte a pacientes con múltiples patologías.

Pero quizá lo que haya que desarrollar más sería la medicina comunitaria, las iniciativas que unan a pacientes y profesionales sanitarios fuera de las consultas.

Una reciente iniciativa es punto de encuentro comunitario  que el dr. Rafa Cofiño está coordinando en estos momentos. Él es uno de los médicos con más inquietudes y mejores iniciativas del panorama nacional. Desde aquí le felicitamos y animamos para que nos siga sorprendiendo.

Habrá que escuchar a los pacientes.