miércoles, 28 de abril de 2010

SÍNDROME DE LOS PADRES TAXISTAS



Descripción.

Este común síndrome  caracteriza a familias donde padres y madres con hijos pequeños apuntados a varias actividades extraescolares dedican un tiempo considerable a realizar desplazamientos, generalmente en coche, con sus hijos.

Asocia un nivel de stress familiar alto, a mayor número de actividades, mayor rigidez en el horario semanal y mayores tasas de conflictos paterno filiales. Con el paso del tiempo se genera un cansancio familiar que se retroalimenta y crea mal ambiente doméstico.

Tratamiento.

Precisa de una toma de conciencia del cuadro por todos los miembros de la familia, y una racionalización de la organización de actividades. En el mundo en que vivimos es muy fácil dejarnos inbuir por la cultura de la prisa. Esto lo  transmitimos a los niños.

Realizar las actividades imprescindibles, y si es posible dirigirse a ellas a pie o en bicicleta, sería un objetivo a tener en cuenta.

El aforismo "menos e mas" es pertinente en este caso. Todos los miembros de una familia se merecen una vida sencilla y con poco estres. Está en nuestras manos.



Libro recomendado:
Elogio de la educación lenta. DOMÉNECH, Joan. Ed. Graó, 2009.
Elogio de un modelo educativo como  pieza clave en el proceso de humanización de la sociedad.
El tiempo no puede colonizar nuestras vidas y las de la escuela, sino que hay que devolverlo a los niños y niñas y al profesorado para que pueda ser un tiempo vivido plenamente y, por tanto, plenamente educativo. /Más/, /antes/ y /más rápido/ no son sinónimos de /mejor/, y educar para la lentitud significa ajustar la velocidad al momento y a la persona.