martes, 15 de junio de 2010

Una politíca de la humanidad, también en sanidad

Daniel Innerarity, uno de los intelectuales de peso en nuestra cultura escribe el El País un artículo sobre la civilización de la globalización lleno de guiños y buen hacer. Un placer en pocos párrafos lleno de propuestas sensatas y señalamientos oportunos.

"... nos hace falta desarrollar toda una nueva gramática cosmopolita de los bienes comunes, agudizar la sensibilidad hacia los efectos de la interdependencia y pensar en términos de un bien público que no puede gestionarse por cuenta propia, sino que requiere una acción multilateral coordinada."



Se me ocurría la pertinencia de aplicar este razonamiento a la organización de los servicios sanitarios, uno de los bienes comunes más preciados de nuestra sociedad. Buscar un modelo de cooperación intercomunitario centrado en el paciente donde los profesionales sanitarios tengan voz y voto real. Esto implica desarrollar una nueva sensibilidad en los responsalbes políticos y nuevos niveles de organización entre pacientes y profesionales para elevar sus necesidades a los primeros.

No nos queda otra opción mas que innovar, ser creativos, comunicarnos y hacer nuevas cosas juntos. El modelo de crisis actual nos está ayudando a empujar en esta dirección al igual que en un parto, no hay otro remedio.