domingo, 26 de septiembre de 2010

¿Conocen los pacientes la importancia de los social media?



Dicen que después de la invención de la imprenta, los social media son la mayor revolución en el sector de la comunicación social. En contraste con el término mass media que define los medios de comunicación social ordinarios, prensa, radio y televisión, aparece el término social media que incluye herramientas de internet. El abanico de opciones es muy amplio, blogs, redes sociales, webs de intercambio de videos (youtube) o fotos (flickr), wikis (wikipedia y otras) y un largo etcétera (ver imagen ilustrativa).

Lo que aportan más allá de un consumo pasivo de información es la generación de conversaciones, introducen la posibilidad de interactuar y comunicar.

El acceso a la información y las nuevas formas de comunicación social implican cambios que todavía no somos capaces de aventurar en toda su magnitud.

La relacción de los pacientes con los profesionales sanitarios también se transformará. La consulta presencial clásica convivirá con nuevas formas de comunicación e interrelacción que mejoren la accesibilidad y la atención continuada y personalizada.

Hay varios retos. En primer lugar la alfabetización digital de pacientes y profesionales sanitarios. El uso de las herramientas que internet ofrece tiene un grado de complejidad similar a aprender a hablar otra lengua con su gramática, pronunciación y lenguaje particular. Lo cierto es que hoy en dia el ciudadano medio se maneja con pocas palabras digitales, pero ya va habiendo más hablantes, incluso expertos o nativos digitales.

Otro reto es saber ponderar bien la importancia de los social media en los sistemas sanitarios. Organizaciones punteras como la Mayo Clinic ya lo han incorporado. Las demás irán detrás, incluyendo los grandes sistemas sanitarios públicos. Esto requerirá tiempo porque el grado de alfabetización digital de los profesionales sanitarios es limitado como hemos dicho y por el gran esfuerzo conceptual que significa este cambio para muchos de ellos.


Los social media no podrán sustituir nunca la relacción médico paciente directa y presencial. Pero se podrían constituir en un sucedáneo o herramienta para una asistencia sanitaria de segunda clase.

Hay potentes intereses econónimos y financieros apostando mucho por esta vía. Al existir muchas posibilidades y modelos de negocio, una herramienta que originalmente daba poder a los pacientes, puede servir para alinearles o venderles mejor ciertos fármacos o servicios. Muchas redes sociales de pacientes pueden ser manipuladas económicamente por coorporaciones farmacéuticas, que invierten ingentes sumas en ello. Máxime cuando en pocos años puedan hacer publicidad directa a los pacientes. El potencial de manipulación es alto.


Hay que andar camino. De momento parece que la respuesta al título de este post es negativa, teniendo en cuenta que ni los propios profesionales sabemos responderla.