lunes, 13 de septiembre de 2010

¿Qué hacemos con los profesionales sanitarios quemados? (parte 1)



Lo lógico sería identificarles, animarles, apoyarles. Permitirles otra oportunidad de ejercer su profesión con ilusión y honradez. Recuperar el sentido de una profesión que se dedica al cuidado de personas. Hacerles sentir importantes y reconocidos.

¿Quién debería hacerlo? el propio sistema sanitario, sus responsables por un lado y los profesionales sanitarios por otro.


Lamentablemente nuestro sistema sanitario hace todo lo contrario. Basten dos ejemplos:


Ejemplo 1. Médico de familia de un pequeño equipo con muchos años de trabajo a sus espaldas. Cuando hay pacientes difíciles, ancianos polimedicados, o símplemente personas que no son de su gusto, los echa de su cupo con cajas destempladas. Receta lo mínimo y ha hecho llorar a más de un anciano por no darle la medicación que precisaba.

Reacción del sistema sanitario: darle el premio a mejor prescriptor del área y pagarle el máximo incentivo posible.



Ejemplo 2. Enfermera de centro de salud, venida de hospital en la última oposición. Llega de 45 a 60 minutos tarde a su trabajo, sin comer. Al llegar se prepara tranquilamente un bocadillo o algo al microondas. Ve el mínimo de pacientes posibles y no suele rellenar la información suficiente en la historia clínica. No participa en ninguna acción de formación continuada, educación para la salud... pese a tener tiempo de sobra.

Reacción del sistema sanitario: ninguna, a final de mes cobra mas sueldo  (más trienios por antiguedad) y los mismos incentivos que una enfermera que se implique mucho más.


Moraleja: Estamos premiando a los peores y castigando a los demás que tendrán que asumir el trabajo que los primeros no hacen. Sale perdiendo el profesional quemado, el paciente, los demás sanitarios del equipo y el sistema sanitario en general.

¿Por qué los gestores y responsables políticos no hacen propuestas de mejora?

Casado & Casado 

4 comentarios:

Emilienko dijo...

Espero impaciente las siguientes partes. De entrada, voy a difundir ésta.

rosa m nieto dijo...

Políticamente incorrecta sería yo al contestar " a bote pronto" a este post. En principio yo no llamo a esos profesionales "estar quemados"...¡ ya esta bien de protejer a los caraduras!, ¿Quemados?, quemados estaran los compañeros de estos dos perlas a los que todos ponemos nombres y apellidos.
¿y la administración?...como los 3 monos, no veo, no oigo y no hablo. ¿y los sindicatos? protegiéndolos ¿y los compañeros? QUEMADOS.
(Sálvese el que pueda).
Y no sigo escribiendo por que se me va la pluma con este tema, que en mis 20 años en el SNS hay para no parar.
Un saludo rosa

FernandoG dijo...

Pues Salvador,yo no voy a ser como Rosa..
Voy a decir lo que me sale del corazón..
Rodriguez de la Fuente hablaba del buitre leonado, como ese pájaro que vuela por los valles y cárcavas..( se pone voz de R. de la Fuente..); y nosotros podemos hablar de esa subespecie del planeta sanitario, que dice que está quemada, porque es la mejor justificación para ser un jeta y no trabajar..
Y parece curioso, pero debemos vivir en el mismo hábitat natural, aunque estemos en sistemas de salud distintos, porque esta especie también existe en otros lados..(léase servicios de salud..)
Y también conozco a los que purifican el cupo, echan a los pacientes, se quedan con los mejores, los que no van, los que no cambián, y les permiten cumplir todos los índices, todos los objetivos, e incluso son puestos de ejemplo por sus superiores como ejemplo a seguir.
Y en enfermeria pues lo mismito.
Como dice Rosa, les ponemos nombres y apellidos en cada sitio.

Y sin embargo no parece que estén quemados ese médico que hoy pasa la consulta aquí, mañana a cuarenta kms, que si tiene un paciente interesante y no puede llegar a tener un seguimiento, el decir le he diagnosticado, le he orientado... no tienen pacientes. Y esa enfermera sustituta hoy, mañana nó, que va de la ceca a la meca..
Estos no parece que estén quemados, séguramente están hasta los coj... y hasta los ova..
Pero ellos ya se sabe, !!nosotros también lo pasamos mal al principio, ya llegarán a estar como nosotros... etc ¡¡
Somos lá unica especie del reino animal/sanitario que tenemos espécimenes que no miran por sus semejantes..
Esto tiene solución.. si..
Todos a la p.. calle y a empezar de nuevo..con unas reglas de juego distintas..

En fín, un saludo

Salvador Casado dijo...

Gracias por los comentarios. Efectivamente este es un problema serio que yo considero afecta a la salud pública y a la sociedad.

Buscar soluciones es tarea de todos y todas.