martes, 26 de octubre de 2010

La revolución de los pequeños gestos


Esta semana Rafael Pardo ha hecho público su proyecto i2HealthSantPau que ha causado mucho impacto en círculos de innovación. En un post de su blog Inquietudes de Maimónides hace una amable referencia a un pequeño gesto que le llamó la atención de mi consulta. Colocar la mesa que separa a médico y paciente a un lado.


Quizá en estos momentos de zozobra del sistema sanitario necesitemos pequeños gestos, más allá de grandes propuestas o quejas infinitas. Yo no soy capaz de dar una solución a la actual crisis de la medicina de familia, espejo de la profunda crisis social que vivimos. Soy capaz de hacer pequeños gestos, como tantos otros profesionales que con valentía tratan de ejercer la medicina dignamente.

Echar a un lado las mesas, buscar nuevas formas de comunicar con los pacientes, de acercarnos a ellos. Mirarles a los ojos, escucharles mejor. Atrevernos a nadar en internet para encontrarlos, no perder de vista a  aquellos que el sistema deja fuera. Tratar de sostener a los compañeros de trabajo, muchos de ellos cansados...

Necesitamos recuperar la confianza de que todo es posible. Los sistemas sanitarios pueden quedar obsoletos, la relación médico paciente no.



Presentación R. Pardo i2HealthSantPau 20-10-2010 from Rafael Pardo on Vimeo.

2 comentarios:

Dr. Bonis dijo...

La organización debe dar libertad suficiente para los pequeños gestos.

Con respecto a la distribución del mobiliario y la decoración de la consulta:

¿Qué pasa cuando compartes consulta con el médico de la mañana (o de la tarde)?

Y más aún, desde mi experiencia personal:

¿Qué pasa si eres médico suplente y hoy estás en una consulta pero mañana estás en otra? ¿Tendrás que mover la mesa cada día?

Las políticas de despacho tienen impacto en los pequeños gestos ¡aunque muchos lo olvidan!

Juana dijo...

No he conocido nunca ningún médico que no tenga una mesa delante.
¿Para protegerse? .... es curioso y muy interesante.