lunes, 15 de noviembre de 2010

El médico de familia como capitán de equipo y no como portero

En los útimos años, tras la reforma de la atención primaria de los 80, hemos sido testigos del fenómeno del caracol. Los médicos de familia  se han ido metiendo cada vez más en sus consultas, en sus caparazones. Han abandonado ámbitos que les eran propios como el domicilio del paciente, los cuidados del final de la vida, la salud comunitaria…
Cada vez más tiempo de consulta asistencial, más burocracia, más presión.
Cada vez menos tiempo para escuchar a los pacientes, para ir a sus casas, para salir a la comunidad.
Cada vez menos prestigio y más agobio, más agresiones de pacientes y del propio sistema sanitario que nsos ningunea y no ignora.

Yo creo que ya está bien de jugar de portero del sistema. Hay que salir al campo y dar juego, pasar balones, organizar jugadas, pensar estrategias. Subir a atacar y bajar a defender, conocer todo el campo y a todos los jugadores, hablar con ellos, animarles, escucharles.
Desde la portería no se puede jugar así. No se puede hablar, no se puede uno mover. Y termina siendo desesperante que todos los goles se los metan a uno, por muy bien que quiera jugar, por mucho que se entrene.

La medicina de familia es una especialidad joven y versátil. Liviana, diseñada para la comunidad y la familia. Necesita salir de la consulta para ser efectiva. Salir a la calle, al barrio, a la comunidad. Salir a internet, a las redes sociales, a los grupos profesionales virtuales.

Si no es capaz se perderá una oportunidad histórica. Si lo consigue, recuperará su potencia de servicio a la sociedad y al paciente.
Los tiempos de crisis que soplan nos animan a ser creativos y a pensar nuevas formas de hacer las cosas. Si podemos pensarlo podemos contarlo, si podemos contarlo podremos hacerlo. 

4 comentarios:

Gerineldo dijo...

Confío en la 'próxima generación de MF' para recuperar los 'goles' que nosotros hemos permitido que nos metan.

Juan Francisco Jimenez dijo...

Gracias Salvador por tus aportaciones e iniciativas, siempre llevan entusiasmo y fe en nuestra profesion. Estamos de acuerdo en que hay que buscar nuevos caminos o nuevas estrategias para abordar la situacion de la M. de F. ; contando con que quien nos gestiona politicamente no siempre actua con responsabilidad, y uno de los objetivos creo que seria la revalorizacion del acto medico, como algo necesario y uno de los signos distintivos de la civilizacion.
Lo cierto es que la sociedad, tal vez mas que nunca, nos necesita como medicos de familia o de cabecera y nosotros tambien necesitamos hacer fecundo nuestro trabajo vocacional.
Esta claro que debemos hacer algo.., se lo debemos a las generaciones que nos sucedan y a nuestros hijos.

Fidel Codex dijo...

http://pemechesjuspi.blogspot.com/2010/12/atencion-primaria-reddite-medicum-quae.html
Si queremos que el paciente realmente sea la piedra angular del sistema sanitario hay que hacer lo que dice el título de este artículo: devolver al médico el protagonismo del acto médico

MAKYYO dijo...

Estimado colega. Tienes más razón que un santo.....buena parte de lo que nos ccurre es en buena parte motivado por algo de cobardía a decir que NO. Una palabra corta y contundente.
Además, creo que nos hemos pasado en la sobreprotección al paciente y a la entrega desmedida sin algo de egoismo por nuestro autocuidado.
Sepamos decri basta y enfoquemos a esas partes de la especialidad que se nos olvidaron de tener activas: educación en la comunidad, investigación, docencia, formación continuada de calidad e independiente, coraje, orgullo y raza.
Si no....donde está el futuro que les mostramos a nuestros estudiantes cuando hacen prácticas en nuestros centros de salud.
Felicidades y ya sabes donde tienes un seguidor al sur del sur...
http://makyyo.blogspot.com/