viernes, 5 de noviembre de 2010

Hacia una nueva asistencia sanitaria





Tras compartir con Rafael Cubí una interesantísima reunión en la que me ha mostrado el sistema de historia clínica y de prescripción electrónica que usa en su consulta de medicina de familia de Gerona, me surgen varias reflexiones.

1. El sistema de receta actual no es mantenible. Miles de actos médicos, miles de consultas, miles de horas del tiempo de los pacientes, problemas de seguridad del paciente, poca eficiencia...
Transcribo sus palabras: 
"La receta electrónica  debe ser una herramienta para adaptar la medicina a dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos, debe innovar maneras, dar espacio a mejoras mas creativas, nunca repetir electrónicamente lo que significa la receta en papel".

2. Ya hay alternativas. En Cataluña usan un sistema que resulta asombroso en comparación con el actual.

3. El centro del sistema es el paciente.

4. Basta ya de barreras entre niveles asistenciales. El paciente es único y los profesionales que interactúen con él deben hacerlo de forma coordinada. El médico de familia y la enfermera de primaria ofrecen longitudinalidad y el hospital solución o interconsulta de problemas concretos.

4. Las modificaciones en el sistema sanitario han de surgir de forma natural de los profesionales que lo conocen y han de basarse en información objetiva y científica contrastada para evitar caer en otros intereses o caprichos electoralistas que no beneficien a la ciudadanía.

5. O mejoramos el sistema sanitario entre todos y todas las profesionales del mismo o no será viable y se hundirá. Y hemos sido testigos de hundimientos mayores en los últimos tiempos.



Y añado de mi cosecha:

6. Contemos con los pacientes, si el centro son ellos y ellas su opinión es fundamental.

7. Cuidemos a nuestros profesionales sanitarios, el enfado, malestar y malrollo que se respiran en muchos centros de salud y servicios hospitalarios es tóxico. No nos lo podemos permitir.

8.Otro paradigma en el modelo de atención parece necesario.

9. Lo profesionales sanitarios necesitamos aprender a trabajar en red con otros profesionales.