martes, 25 de enero de 2011

De dioses y hombres



La coherencia es uno de esos valores que tienen brillo propio. Es quizá por eso tan preciada, por su rareza. En la reciéntemente estrenada película De dioses y hombres se cuenta la historia de los monjes del monasterio de Tibhirine en Argelia secuestrados y asesinados en 1996. Una historia de coherencia.

En consulta me encuentro con muchas historias de coherencia que no salen en la prensa ni en la televisión. La mujer que cuida a su marido con enfermedad neurológica crónica. El caballero con un proceso tumoral, que aguanta el tipo al máximo para no agobiar a su familia. La señora que sufre violencia de género y que pese a no saber qué hacer con su vida, se desvive por sus hijos...


Me encantaría que los profesionales sanitarios fuéramos más coherentes y que nuestros gestores sanitarios no nos lo pusieran tan difícil.

La historia que nos cuenta la película que encabeza el post tal vez nos ayude a recordar que todo en la vida se reduce a una cuestión de valores. La pregunta ¿qué es lo más importante? sigue teniendo enorme vigencia.


Related Posts with Thumbnails