viernes, 14 de enero de 2011

I’ve seen things you people wouldn’t believe...



Termino la semana con un amargo sabor en la boca. Por mucho que lo intento no consigo navegar con una tripulación, el sistema sanitario no está diseñado para trabajar en equipo. La sobrecarga es tal que no da tiempo literal a interactuar con otros profesionales, con la excepción de la enfermera que comparte el cupo conmigo.

Reconozco mi debilidad y mi poder, como el replicante de la película Blade Runner, en su ocaso. ¿Está el médico de familia, tal y como lo conocemos, a punto de desaparecer?




Dedico este post a mi querido colega Rafa Bravo y de paso le mando un abrazo, que en estos tiempos creo no viene mal.

7 comentarios:

Gerineldo dijo...

No es culpa tuya. Podemos tener presión, pero es que vamos demasiado 'a lo nuestro'. Perdemos hasta la cordialidad con el compañero. Yo siempre llego al CdeS a las 7.30. Me organizo, y a las 8 bajo a ver a los admin, aux. de clínica... y a las 8.30 empiezo a ver pacientes. Hay tiempo par casi todo, y ser cordial e interesarte por los compañeros debería ser casi una obligación. Preguntar si necesitan algo o están con ánimos. En mi CdeS sólo veo 2-3 médicos a las 8. ¿Los demás? A veces pasan semanas y no sé nada de ellos.

FernandoG dijo...

Que suerte tienes de tener a tú lado a alguien que actúa como tú. Es muy difícil establecer redes, cuando casi todos a tú alrededor pasan, y no saben ni quién es Rafa.
Un abrazo.

esther dijo...

Son malos tiempos para la lírica. El miércoles, en una clase sobre final de vida, hablábamos con los compañeros sobre que quiere decir para nosotros la vocación. Y llegamos a la conclusión de que vocación es hacer, pese al entorno, lo que mejor sabemos hacer: cuidar, curar a los pacientes. Mejor si es en equipo. No podrán con nosotros, por ahora

Salvador Casado dijo...

En Atención Primaria hay profesionales estupendos. Nos necesitamos unos a otros para trabajar mejor, para vivir mejor, para ser mejores personas.

En la red también hay apoyos, gracias Gerineldo, FernandoG y Ester por vuestras palabras.

Cada vez somos más...

rqgb dijo...

Cómo estremece la pregunta...no, no está a punto de desaparecer, no rotundo...está defendiéndose como puede en el ambiente hostil, está madurando, está como siempre, enarbolando estóicamente la bandera de la cruzada de Atención Primaria...predicar en el desierto no es fácil, pero cuando se alcanza el oasis uno sólo piensa que mereció la pena soportar el hambre, el calor y la sed para rozar el paraíso...
Estamos menos solos de lo que nos sentimos a veces...
Un abrazo enorme desde la distancia, la admiración y el aprecio que os tengo.
Rq

Rafalin dijo...

Salvador, comparto contigo muchas cosas, ademas de ser médico de familia y director de un EBAP (en Andalucía, Unidad de Gestión Clínica), y existen días en los que uno siente que está solo, dirigiendo un circo de tres pistas. Pero piensa que a los pesimistas esperanzados como nosotros, estamos donde estamos, porque nos va la marcha.

curromero dijo...

Incluso en los malos momentos eres grande.
Mi deseo personal, con guiño a tu post:
" All those (bitter )moments will be lost in time... like tears in rain"

Gracias, Salva