lunes, 3 de enero de 2011

La risa

Aprendo de mis hijos el poder de la risa.

Ante un conflicto, ante una agresión, ante un desacuerdo... un niño capaz de reaccionar con un mecanismo increible: riendo.

Los adultos nos vamos volviendo serios con la edad. El miedo, la culpa, la prisa... se nos meten en el cuerpo y nos olvidamos de reir.

Ayer participé en un taller de risoterapia a cargo de Risomanía que tuvo lugar en el Bosque Madrid Sierra. Una experiencia divertida y sencilla: jugar, participar, reir...

Los mamíferos necesitamos el juego para aprender. Los humanos necesitamos la risa para ser felices. Me parece apropiado comenzar el año apelando al buen humor.



La Risoterapia es una disciplina que, mediante la práctica de distintas técnicas vivenciales, produce unos beneficios inigualables para el cuerpo, la mente y el espíritu. Nos aporta aceptación, comprensión, alegría, y ayuda a transformar nuestras pautas mentales.
Recientes estudios sobre la capacidad de las carcajadas para combatir todo tipo de enfermedades indican que mientras reímos liberamos gran cantidad de endorfinas, responsables en gran parte de la sensación de bienestar. Ayuda a diluir tensiones, mejora la respiración, activa la circulación, pone en movimiento un sinfín de músculos, relaja el sistema nervioso, abre nuestros sentidos, mejora la respuesta de nuestro sistema inmunitario, potencia el bienestar y el equilibrio emocional.
Su práctica aporta una forma de ver la vida más positiva que te ayuda a sacar más partido a tu entorno personal y laboral. Es una manera sencilla de mejorar nuestra salud a través de vivencias placenteras, una hermosa puerta para lograr la relajación, abrir nuestra capacidad de sentir, de amar, de llegar al silencio, al éxtasis, a la creatividad utilizando la risa como camino.

3 comentarios:

Juana dijo...

Los budistas tibetanos dicen "sin risa, no hay iluminación" jeje

Andoni C. dijo...

jajaja!! Magnifico post... es el primer mandamiento de nuestro ideario.

Por eso, además de los budistas, nosotros decimos que "sin risa, no hay dospuntocerismo" XD!

Salvador Casado dijo...

Espero poder reir y sonreir este año, con vosotros es más fácil.

Un abrazo.