lunes, 14 de febrero de 2011

Basta con un beso o un abrazo



Hoy es San Valentín quizá por eso nos hemos levantado prolíficos y regalaremos tres post para empezar la semana de la mejor de las maneras.

Los grandes almacenes llevan años utilizando la efemerides para aumentar ventas. Con nuestra propuesta no será necesario.

Quizá lo más interesante que podamos hacer hoy es contemplar a nuestros seres queridos y hacer una pequeña autoevaluación de nuestro amor. Si ¿por qué no animarse? basta un minuto.

Uno de los factores determinantes de la salud y la felicidad de las personas son sus relaciones afectivas. A menudo en consulta vemos que se estropean y causan mucho dolor. Nuestro amor suele ser pobre pero es relativamente fácil mejorarlo.

El viernes pasado atendí a un hombre completamente desesperado por una ruptura sentimental. Las heridas emocionales duelen igual que las físicas. Y como ellas se pueden prevenir y se pueden curar.

Me permito avanzar que un buen regalo es pensar un instante en todas aquellas personas que queremos especialmente y darles un beso o un buen abrazo cuando las veamos. Si besáramos y abrazáramos más gozaríamos de mejor salud y bienestar. Y recuerden que es gratis.

Sean felices!

3 comentarios:

Juana dijo...

Sean felices .... dejen de dar importancia a las nimiedades, den importancia a las realidades, fijense en los detalles, en esos pequeñicos que apenas se notan .... no esperen a que alguien se muera para quererlo, es absurdo .... el Sol sale cada día, es incondicional, las flores aroman la Tierra, les da igual que las miren o no, no dejen de sentir la brisa en su piel, es una buena experiencia, compartan .... no hay nada que nos haga más felices que ayudar a los demás, por tanto, sean unos egoistas inteligentes .... (esta última frase se la he robado al Dalai Lama).
Disfruten de un buen día, estar vivo es un milagro, aunque a veces no lo valoremos.

Dr F dijo...

Ayer precisamente en Buenafuente salió un gurú nacional, Emilio Duró (que conozco de mi lejana época de Sanitas), hablando (entre otros miles de conceptos, es un tio intenso) de la necesidad de contacto, de tocarnos entre nosotros, algo que se ha perdido. Esto solo es el trailer, pero creo que vale la pena un poco de optimismo... http://www.buenafuente.lasexta.com/noticias/ver/emilio_duro/208251

Salvador Casado dijo...

En los servicios sanitarios a veces la prisa y el agobio nos hace olvidarnos que tenemos delante a personas que necesitan ser reconocidas y respetadas.

El contacto y el afecto son importantes activos en la consulta... y en la vida.

Tenemos que seguir aprendiendo.