viernes, 11 de febrero de 2011

La moral de las tropas




En todo ejercito uno de los principales activos ha sido siempre la moral de las tropas, un valor de más peso que la fuerza, los efectivos o la posición táctica.

Ayer asistí a una reunión de los 250 coordinadores de centros de salud de Madrid, ahora reconvertidos en directores de centro. Se supone que es un aumento de responsabilidad importante... que no lleva parejo ningún incentivo económico ni de otra índole. Si bien es cierto que hay empresas donde esta práctica se ejerce, no es menos cierto que la seriedad de una medida así, queda cuanto menos cuestionada, así como la inteligencia del que la lleva a cabo.

En cualquier caso lo que más me preocupó es el estado de la moral de las tropas. Me acordé de mi vecino Pérez Reverte que ha sabido expresar como pocos este hecho que caracteriza a la sociedad hispana. En un reciente artículo (esa fiel infantería) caracteriza a los profesionales que sin cobertura institucional se enfrentan a la misión con sus manos desnudas.

En los centros de salud de Madrid la tropa está fatal. Sumergida en un cambio de estructura que no transmite ilusión sino todo lo contrario, que ha alejado a los jefes, que no da respuesta a los problemas del dia a dia, que no facilita refuerzos a los batallones más fatigados, que no se baja a la trinchera para ver con sus ojos cómo va el combate...

Y lo peor es que la tropa, que ya está de vuelta de muchas batallas, no tiene fuerza ni ganas de alzar su voz. ¿Para qué, si nadie la va a oir? Veo cerca a valiosos efectivos que superan en mérito y capacidad a sus jefes luchar a brazo partido para sostener una posición y mantener la dignidad pese a la falta de medios...

No me gustó lo que vi ayer. Un gerente único en el estrado, 250 coordinadores en la bancada echando humo. Seguimos compartiendo el destino de aquellas valerosas tropas que fueron a Flandes... un destino duro.


foto de la película Alatriste

4 comentarios:

Gerineldo dijo...

Eso es extrapolable a CLM. Complicado motivarse y motivar a la gente cuando la moral está tan baja. Esperemos tener fuerzas para aguantar en 1ª línea. En La Mancha el Consejero ya nos dijo que no se cubrirían nuevas vacantes este año, para reducir el gasto. ¿Y qué opinarán los pacientes en unos meses cuando la calidad asistencial está cada día peor? ¿Y los profesonales no se 'romperán' y empezarán las IT por agotamiento? Yo ya vaticiné que si seguimos así no aguantamos, y eso que era el médico más joven del CdeS. Y digo era porque viendo la situación desastrosa, he cambiado de aires, también por mi 'proyecto vital' y ahora trabajo para el SESCAM en una residencia de mayores perteneciente al SESCAM, y eso me ha ilusionado un poco, porque aunque hay más papeleo del que me imaginaba, en el fondo la atención geriátrica me gusta. A veces, si se puede, no viene mal cambiar de aires.

Santiago dijo...

Gracias por el testimonio y por la metáfora, es muy clara.
Santiago Álvarez

rafabravo dijo...

el problema es que los que os reunís tampoco sois tropa y echáis un humo más bien flojito. Sois más bien capataces y así os tratan.

Salvador Casado dijo...

Con 2200 pacientes soy más tropa que capataz... por no emplear otros adjetivos menos corteses.