miércoles, 2 de febrero de 2011

Mejorarse a si mismo...



«El necesario cambio del mundo y de la Humanidad no será operado
por los intentos de reformar el mundo; los reformadores,
en su lucha por un mundo mejor como ellos dicen,
rehuyen la tarea de mejorarse a sí mismos; practican la vieja táctica,
humana pero lamentable, de exigir a los demás lo que ellos no hacen por pereza;
pero los éxitos aparentes que consiguen no les disculpan de
haber traicionado no sólo al mundo sino a sí mismos.»

Jean Gebser

Encuentro esta interesante frase en el blog humanismo y conectividad, que me da pie a una reflexión.

El ser humano tiende a lanzar balones fuera. "La culpa es del gobierno", "esta empresa no hay quien la cambie", "no nos podemos fiar de los políticos"...

¿Qué pasaría si cada ciudadano recuperase su poder para mejorarse a sí mismo y no lo delegase?
¿Qué pasaría si todas las mañanas decidiéramos ser un poco mejores?
¿Qué pasaría si cada instante decidiéramos estar un poco más presentes?

Ser mejores profesionales y mejores personas no consiste en ser un dechado de virtudes. Basta con estar atentos al momento presente, hacer las cosas lo mejor que podamos y reconocer y tratar de reparar los fallos.

Necesitamos un mundo más humano y eso pasa por que cada cual se mejore a si mismo.

5 comentarios:

Gerineldo dijo...

Ciertamente todos echamos balones fuera: gobierno, profesionales que nos quejamos, y también pacientes que delegan todo en manos del profesional. Pero para superar esto, empatía y asertividad, y veremos que es lo mejor para nuestros pacientes, y entonces a lo mejor nuestras quejas tienen razón de ser, o a lo mejor, necesitamos más formación en cosas que se nos 'oxidan' por desconocimiento o porque hemos 'perdido mano' para hacer muchas cosas.

Salvador Casado dijo...

Nuestra única defensa es la excelencia.

Solo haciendo bien las cosas podremos encontrar salida en este laberinto.

Juana dijo...

Tengo dos palabras favoritas:
Responsabilidad Individual
Cada uno es reponsable de su propia Vida, quiera o no.

Podemos y debemos observar atentamente que le hacemos nosotros a los demás, que le hacemos al mundo, que nos hacemos a nosotros mismos ....

Nuestra única opción es conocernos, con la máxima profundidad posible y, no tomarnos tan en serio jeje

nuevastecsomamfyc dijo...

La doctora Jomeini me enseña en su blog en su post de hoy qué es lo que nunca quiero ser y el doctor casado en este post me enseña a qué me quiero parecer.
Muchas gracias por la acertada reflexión.
Mañana puede ser un gran día para seguir con esta filosofía.

javi dijo...

salva, da gusto leerte!
Javichaman