jueves, 24 de febrero de 2011

¿Pacientes invisibles y orcos como centro del sistema sanitario?



"Lo esencial es invisible a los ojos" como dijo Saint Exupéry. Esto también se cumple en sanidad. Solemos poner los ojos en lo aparente, en lo que brilla más, pero ese suele ser el camino de los intereses creados y los poderosos de cualquier sistema. En la vida lo esencial suele quedar velado.

Sergio Minué nos cuenta esta semana la historia de Jeff Brenner:

"La hipótesis de Brenner es interesante: si atendemos bien a los pacientes que más lo necesitan , aquellos que consumen más recursos por estar inadecuadamente atendidos, los costes inevitablemente disminuirán. Y eso significa invertir la distribución de los recursos, desde la atención hospitalaria ( que consume más del 55% de los recursos del sistema en España) hacia la atención primaria ( que en nuestro país no llega al 16%). Mientras Dinamarca , como comenta Gawande, para atender a una población de 5 millones de personas, ha reducido sus hospitales de  150 a 71 ( y piensa llegar a solo 40 en unos años) fortaleciendo sus servicios ambulatorios, en España cada comunidad autónoma ( y más este año electoral) aspira a construir en cada pueblo un centro hospitalario."

Mirar las cosas desde el prisma de los perdedores nos aporta interesantes vistas. A modo de ejemplo la versión libre del Señor de los anillos desde el punto de vista de los perdedores que realizó Kiril Yeskov y que rescatamos del blog Cooking Ideas.

"Según Yeskov, parece que la guerra fue causada por dos visiones del mundo diferentes y opuestas: el mundo rural de la aristocracia y el feudalismo, con una magia de apoyo de gran alcance (y cuyos dirigentes quieren mantener el status quo) y el mundo del progreso tecnológico, los albores de la revolución industrial.

En la versión de Yeskov, brillante y cómica a partes iguales, el mago Gandalf tiene una velada intención belicista de aplastar la iniciativa científica y tecnológica de Mordor y sus aliados del sur, porque la ciencia “destruye la armonía del mundo y seca las almas de los hombres”. El mago blanco sigue siendo amiguete de los elfos, que aspiran a hacerse los “dueños del mundo” y convertir a la Tierra Media en una “mala copia” de ese tierra mágica suya a la que sólo se llega a través del mar."

 Los perdedores son como siempre los feos, medio-humanos que viven en tinieblas metidos en el barro. La vida misma.


Tenemos dos caminos, seguir primando a los sanos o atender a los más enfermos, priorizar una atención hospitalocentrista y cara u otra que potencie los centros de salud y sea más eficiente.

Me temo que la guerra volverá a la tierra media si los ciudadanos no hacen valer su voz.

5 comentarios:

Diego y Puchupo dijo...

Muy interesante, como siempre ^^

Juana dijo...

Para que pongamos interés en los más desfavorecidos, tendríamos que tener claro que todos estamos en el mismos barco, y lo estamos, nos guste o no.
Una Atención Primaria en coordinación con unos buenos sistemas de protección social, nos ahorrarian dinero y sufrimiento.

Clara dijo...

Será la obsesión por la salud ese "anillo para gobernarlos a todos"?

Santiago dijo...

Yo creo que hay que equilibrar la balanza hacia la Atención Primaria, pero yendo hacia una integración de niveles. Los dos son "buenos": cuando se atrofia uno de los dos el sistema sanitario cojea.
Santiago Álvarez

Salvador Casado dijo...

Equilibrar el sistema es la labor de los gestores, permitir que cada parte haga su labor lo mejor posible. Evitar las sobrecargas, flexibilizar las rigideces...

Mucho por hacer. Y desde dentro de la organización todos estamos llamados a hacerlo un poco mejor y ser críticos con lo que no funciona y también con nosotros mismos.

Related Posts with Thumbnails