jueves, 10 de marzo de 2011

¿Por qué hay tan pocos Jedis en el sistema sanitario?



Los Jedis son figuras de sabiduría y poder en el imaginario de la Guerra de las Galaxias. Son arquetipos y me gusta que el mundo del cine los haga tan explícitos y claros de comprender, a fin de cuentas el cine para nosotros es como los capiteles en la edad media, una forma de entendernos.

Cuando hablo de medicinas alternativas con colegas del sistema nacional de salud, siempre se acaba ridiculizando o menospreciando dichas terapias. Amparándose en el paradigma científico no se comprenden, y tampoco se entiende su éxito, muchas personas acuden a ellos en busca de ayuda.

Lo cierto es que los pacientes con un problema de salud necesitan respuesta y alivio a los mismos. Claramente desde el sistema público no somos capaces de acompañar o aliviar lo suficiente a nuestros pacientes. Harían falta una legión de Jedis para conseguirlo y en los centros de salud y hospitales es raro encontrarse con uno.

Pero "haberlos haylos". Quizá mas cerca de lo que imaginan.

Los pacientes necesitan ser acompañados por alguien que no solo sea sabio (conocimientos, habilidades, actitudes) si no también despierto, alguien que ayude al paciente a recordar quién es, a facilitar su crecimiento. Alguien que sea un catalizador, como explica con precisión  Francisco Traver. Los roles de enfermería, trabajador social, psicólogo o médico son privilegiados para desarrollar estas capacidades, pero no son exclusivos.

No es una cuestión de largas capas (alto conocimiento) o sables laser (tecnología), es una cuestión que auna servicio, conciencia y voluntad de ayuda. No se precisa más.

Y si alguno de ustedes ha tenido la suerte de conocer a alguno, seguro que no habrá olvidado la experiencia.





Hoy estaré en Barcelona en compañía de varios amigos como Manuel Armayones, Rafael Cubí  y otros muchos. Compartiremos ideas e inquietudes que espero ayuden a dar una respuesta positiva a la pregunta que titula este post.
Related Posts with Thumbnails