domingo, 17 de abril de 2011

¡Elíjame como médico de familia!



Una de las acciones estrellas de la Consejería de Sanidad de Madrid ha sido la libre elección de médico de familia y enfermera (que ya existía por cierto).
No entraré en profundidades, tan solo comentar que esta medida no ha considerado qué hacer cuando  un médico o centro de salud sea muy solicitado y a la inversa, lo sea poco.

Esta nueva situación crea desequilibrios, como ya  hemos dicho muchas veces, hay médicos de familia de Madrid con 1300 pacientes y otros con 2226 (Collado Villalba por ejemplo), pediatras con 700 niños y otros con 1600 (Collado Villalba como ejemplo). Esta imprevisión no es tolerable en un sistema de gestión complejo como el sanitario.

Por otro lado hay un viejo axioma de Tudor Hart llamado Ley de cuidados inversos, que dice que quien menos lo necesita recibe más cuidados. Y lanzo la pregunta ¿quién se puede permitir elegir en nuestro sistema sanitario? ¿pueden elegir los excluidos sociales, demenciados, ancianos, enfermos mentales graves...?

Un General Practitioner inglés lo explica muy bien en su blog, se puede leer la traducción de google aquí.

2 comentarios:

Juana dijo...

- ¿pueden elegir los excluidos sociales, demenciados, ancianos, enfermos mentales graves...?

Deberíamos dejar de mirarnos el ombligo e intentar ver como se puede integrar medianamente a los que de verdad lo necesitan .... es un reto, el mayor reto que tenemos como seres humanos.
Todavía me pregunto si es posible. Decía Teresa de Calcuta "el mundo está falto de Justicia, no de caridad" .... pues eso.

LUIS dijo...

estamos contigo