lunes, 9 de mayo de 2011

El futuro de los visitadores médicos



Los visitadores médicos son los profesionales de la industria farmacéutica que visitan a médicos, enfermeras y farmacéuticos para informar de las novedades y productos que sus laboratorios producen.

Son la imagen visible de la industria, y en los últimos años están viendo como su rol profesional se ha ido degradando.

¿Por qué?, en mi opinión por tres razones.

1. La información que proveen no es de suficiente interés para el médico que la recibe.
2. El médico no dispone de suficiente tiempo para atenderles.
3. La desaparición progresiva del "papel de regalo" en que venían envueltos los productos.

En mi caso un visitador podría aportarme información de productos que aporten valor a mi práctica. Lo que no incluye productos me-too, isoisómeros y variantes.

Esta información ha de ser breve en tiempo, mayoritariamente asíncrona (papel, páginas webs, email...) y debe aportar evidencia científica contrastada.

No necesito regalos pero acepto información. El papel de la industria en la formación continuada o en el fomento de la investigación en Atención Primaria es lícito, siempre que se desarrolle con transparencia y rigor.

El nivel de sobrecarga de la atención primaria me imposibilita recibir a visitadores, pero considero eficiente acceder a páginas webs de calidad como las de Menarini o Univadis (Merk) por ejemplo. El trabajo en redes sociales de Mónica Moro o Mercè Bonjorn es otra nueva vía, apoyando actividades colaborativas.

No les puedo decir cuál será el futuro pero está claro que todo está cambiando. Para todos.


Gracias a Rafael Pardo, editor del blog Perdidos en Pandora por darme pié a esta reflexión.

8 comentarios:

Jose Mateos dijo...

Pues tengo varios amigos visitadores y muchos de ellos ya son ex-visitadores. Los genericos y los precios de referencia han trasladado la decision de la marca al farmaceutico, que no olvidemos tiene un negocio y si entiende de regalos y bonificaciones. Esto ha hecho que la visita medica ya no se traduzca en o que lleva tiempo siendo, una forma de vender . Los nuevos tiempos marcan que los medicos queremos informacion, formacion, veracidad, estudios contrastados...pues los visitadores no creo que nos proporcionen nada de eso si no se va a traducir en ventas de sus productos.

Xavier Blasco dijo...

Totalmente de acuerdo con lo expuesto en el post, pero al hilo del primer comentario he de decir que "la pureza" del tema de la prescripción se ve emborronada en ocasiones, no quiero generalizar, por cambios "interesados" en las oficinas de farmacia que responden sólo a regalos, casi siempre en forma de bonificaciones que superan el 50%. ¿Por qué de esto nunca decimos nada?. Somos muy escrupulosos con nuestro papel a la hora de recetar pero dejamos de cuestionar otros factores que encarecen, y de qué manera, el gasto farmacéutico.
Tema complejo. Sin duda.

Rafael Pardo dijo...

Gracias a tí, Salvador, por haberte hecho eco de una reflexión "pandoriana". :-))

FR! dijo...

Como paciente me inquieta ver tantos posters, calendarios, sujetapapeles y demás objetos orientados a la publicidad en las consultas. Y, al menos por ahora, solo visito centros vinculados al Servei Català de la salut, es decir: salud pública. Es como entrar en un estanco... Y digo que me inquieta porque siempre me asalta una duda: me receta lo que necesito o lo que le interesa a este médico?
Saludos,
FR!

merbondal dijo...

La industria farmacéutica debe ser un de los líderes en los contenidos científicos de calidad. Son los que desarrollan la investigación. Ahora hay muchas vías para comunicarlos. Una de ellas, la cara visible de la Industria Farmacéutica: los visitadores médicos. 

Los que se adapten a los nuevos canales serán los que sobrevivirán. Exponer ventajas competitivas farmacológicas sostenibles para el beneficio de todos es nuestra razón de ser. Beneficio para paciente, profesional sanitario, industria y administración. 

En cualquier sector y más en éste, el código deontológico de todos los profesionales se le supone (como el valor en la mili) aunque siempre es inherente a la persona.

Yo trabajo en una farmacéutica y el compromiso con la compañía, con el sistema sanitario, con los pacientes no debe estar nunca reñido. Deben ir siempre de la mano, juntos no sumamos, multiplicamos.

Gracias Salvador por reconocer en tu post acciones de la industria farmacéutica liderando contenidos de calidad y apoyando actividades colaborativas. Un honor formar parte de este grupo.

Mer
@Merbondal

Salvador Casado dijo...

Gracias por vuestros comentarios. No podemos conocer el futuro y frente al mismo hay que ser prudente. Lo cierto es que la sociedad necesita respuesta a sus problemas de salud y tanto los sistemas sanitarios como la industria farmacéutica tienen las suyas.

¿coincidirán con las de los ciudadanos? ¿qué valores entran en juego? ¿quién defenderá con criterio científico y rigor las opciones de la población más vulnerable?

Mientras nos podamos hacer preguntas vamos por buen camino.

Emilienko dijo...

Como creo que te he comentado en alguna ocasión, yo recibo a los representantes, les otorgo parte de mi tiempo esperanzado en obtener información de calidad.

Lo que no me gusta es que me tomen por tonto.

Gerineldo dijo...

Apenas sin tiempo 2.0, retirado a la vida de nuevo padre, me pregunto: ¿por qué la administración permite tantas licencias de marcas y genéricos? Porque cobran un pastón, y al final en el mercado, montones de marcas y genéricos que pueden crear (y crean) yatrogenia, sobre todo en personasa mayores o personas que no saben leer.
Salu2.0