sábado, 21 de mayo de 2011

Jornada de reflexión #spanishrevolution




Viene bien tomarse una jornada para reflexionar. Reservar un tiempo privado para pensar y uno público para compartir lo pensado y escuchar otras voces.

Ayer visité a mi amigo el doctor Fernando Casado en la enfermería provisional del campamento de la puerta del Sol que lleva unos días siendo el eje de noticias de este país. ¡Qué bueno encontrar médicos de familia en la calle, junto a la gente! Allí vi ciudanos hablando, comunicando, tratando de buscar alternativas, tratando de construirlas.

Está claro que el paradigma social actual ha caducado, no da respuesta a preguntas esenciales, deja sin futuro a una generación, se lleva por delante los derechos sociales que costaron tanto sudor y esfuerzo a generaciones anteriores.

Hace falta una revolución, un cambio real, un cambio de paradigma. Y en ese cambio me temo que no puede quedar nadie fuera, hace falta dar un paso y habrá que darlo de forma social. Los sociólogos no son capaces de aventurar hacia dónde va a discurrir este movimiento. No hay precedentes, como tampoco antes han existido las herramientas de comunicación y la tecnología que tenemos entre manos. Los sistema de poder verticales y piramidales se están horizontalizando. Las redes sociales están dando voz a quien no la tenía, permiten que la gente se organize, obtenga miles de firmas en horas, se mueva, reaccione...

He podido tomar el pulso a la sociedad bajando al corazón de la misa, la madrileña puerta del Sol. He notado un pulso fuerte, joven, con ganas de vivir, con ganas de avanzar. Nuestra sociedad sale momentáneamente de un largo letargo. ¿Será capaz de mantener el estado de vigilia o volverá a quedar en coma?

Los médicos no podemos dar un pronóstico cierto, pero de momento me llevo el olor de primavera y la fuerza de los ojos brillantes de miles de jóvenes que, si lo desean, podrán cambiar el mundo.

2 comentarios:

Miguel Pizzanelli dijo...

Realmente es estimulante saber que los medicos de familia estais ahi presentes.
Les deseamos lo mejor para esta primavera!
Que de movilizaciones y crisis tenemos mucho vivido aqui en el SUR.
Con afecto Miguel Pizzanelli
Medico de Familia y Comunidad-Uruguay

Salvador Casado dijo...

Gracias Miguel. Efectivamente Ámerica Latina puede dar lecciones a Europa sobre movilizaciones sociales. El pulso social es mucho más vivoy fuerte allá que acá, pese a todas las dificultades.

Europa requiere de mucha conciencia para afrontar sus retos, no nos podemos quedar parados.

Un abrazo.