martes, 21 de junio de 2011

La enfermedad más prevalente en mi consulta es la infelicidad



Leanlo despacio. Hay mucha reflexión y sabiduría en este párrafo.


Health is not a commodity. Risk factors are not disease. Aging is not an illness. To fix a problem is easy, to sit with another suffering is hard. Doing all we can is not the same as doing what we should. Quality is more than metrics. Patients cannot see outside their pain, we cannot see in, relationship is the only bridge between. Time is precious; we spend it on what we value. The most common condition we treat is unhappiness. And the greatest obstacle to treating a patient’s unhappiness is our own. Nothing is more patient-centered than the process of change. Doctors expect too much from data and not enough from conversation. Community is a locus of healing, not the hospital or the clinic. The foundation of medicine is friendship, conversation and hope.


La salud no es una mercancía. Los factores de riesgo no son la enfermedad. El envejecimiento no es una enfermedad. Solucionar un problema nos agrada, pero sentarse junto a alguien sufriendo es duro. Hacer todo lo posible no es lo mismo que hacer lo que debemos. La calidad es más que las cifras. Los pacientes no pueden ver fuera de su dolor, nosotros no podemos ver dentro de él, la relación medico-paciente es el único puente. El tiempo es precioso, lo gastamos en lo que valoramos. El motivo de consulta más frecuente que tratamos es la infelicidad. Y el mayor obstáculo para el tratamiento de la infelicidad de un paciente es la nuestra. No hay nada más centrado en el paciente que su propio proceso de cambio. Los médicos esperan demasiado de los datos y no lo suficiente de la conversación. La comunidad es un lugar de sanación, no el hospital o la clínica. El fundamento de la medicina es la amistad, la conversación y la esperanza.
Entrevista a David Loxtercamp en Nbr, via Jay Parkinson



Cada vez tengo más claro lo importante que es salir de la consulta para comprender y tratar mejor a los pacientes. Y que la comunicación, de calidad, sigue siendo la mayor herramienta médica inventada. El autor del párrafo anterior es un médico de familia norteamericano. Sabe lo que dice.

Coincido con él en todas las ideas, incluso la que me toca directamente, reconocer que el mayor obstáculo en el tratamiento de  la infelicidad de un paciente es la de su propio médico. Me temo que en este viaje vamos juntos, para bien o para mal.

1 comentario:

MsConcu dijo...

Me ha encantado la entrada, como siempre! Muchas gracias Salva! :)
Estoy de acuerdo contigo al 100%, a veces una buena conversación soluciona muchos problemas. De hecho, a mi modo de verlo, en nuestra profesión la empatía es algo muy importante, no crees?
En fin, pero cuando se empieza con el tema del tiempo y el paciente pasa a un segundo plano... mal... :(

Un abrazo enooooooorme!!!

PD: Encantada de haber podido verte en el #2cbs, tuve la suerte de disfrutar de tu taller del sábado y te aseguro que aprendí muchísimo. GRACIAS!!!