lunes, 11 de julio de 2011

¿Seremos capaces los médicos de descalzarnos algún dia?



Durante muchos siglos los médicos hemos realizado un enorme servicio. Acompañar el dolor humano, buscar el bienestar de los demás, trabajar por mejorar la salud, son tareas que en ocasiones resultan pesadas.

Eso ha hecho que algunos médicos caminen "un metro por encima del suelo", especialmente en ciertos hospitales. Tal vez alguno no hemos sabido comprender lo que significa la palabra cercanía que tan bien declinan enfermeras, trabajadores sociales y otros compañeros.

Yo pertenezco a una raza de médicos que trata de caminar descalzo acompañando la vida del paciente. No creo que seamos superiores a nadie, tampoco inferiores. Lo que si sé es que me resultaría imposible pasar consulta con botas de campaña, elevado del suelo, a distancia del paciente.

Vivimos tiempos de hipermedicalización y enfermedad social, llenos de miedo a todo (a la gripe, al tabaco, al atún y a la risa). Tal vez nos venga bien probar a descalzarnos y sentir de nuevo el suelo que nos sostiene, que siempre estuvo ahí.

No pienso venderles nada, pero si se atreven a probar a caminar descalzo junto a alguien llegarán mar adentro de su interlocutor. Tal vez descubran que hay vida más allá de las aguas. 


Foto gentileza de Gonzalo Bacigualupe

18 comentarios:

Juana dijo...

Cuando te descalzas y caminas junto a alguien, vas "mar adentro de ti mismo" es paradójico, pero es así .... hay que haber recorrido muchas profundidades propias para no salir huyendo de "esos lugares" .... por eso es más fácil darle una pastilla, que acompañarlo, por eso es más fácil tomarse una pastilla que bajar y confiar ....

Blanca dijo...

Felicitaciones y gracias por lo que he disfrutado y aprendido, tanto con la entrada como con el comentario de Juana.

Pilar López dijo...

Me encanta la raza de médicos (u otros profesionales) que caminan descalzos junto al paciente y le acompañan. Esa es LA RAZA.

Jose M. López dijo...

Me encanta escucharte hablar Dr. Casado...Aunque no te hace falta, animarte a seguir en esta tú linea.
Gracias por estar ahí y compartir tus experiencias y vivencias con todos nosotros.
Como en el 1.0 soy timido no te saludé en Bilbo, ganas no me faltaron!!
Congratulations!!!
un abrazo,
jose

Montse Carrasco dijo...

Una vez más quiero felicitarte por tu presentación en Bilbao. Y ahora también por este post. Sí, lo conseguiste, transformarte en humo y empoderar a toda la audiencia. Este fin de semana le he enseñado el vídeo a un amigo y he comprobado que no sólo es interesante e inspirador para un foro sanitario. Gracias!

Montse Carrasco dijo...

Una vez más quiero felicitarte por tu presentación en Bilbao. Y ahora también por este post. Sí, lo conseguiste, transformarte en humo y empoderar a toda la audiencia. Este fin de semana le he enseñado el vídeo a un amigo y he comprobado que no sólo es interesante e inspirador para un foro sanitario. Gracias!

Lola Montalvo dijo...

Magnífica entrada. Sencilla y honesta, humilde y sabia. Entender esto no creo que te haya llevado mucho tiempo, no. Estoy segura que lo supiste desde el primer día, que está en ti. Pero lo triste es que es algo que no se enseña, que no se aprende ni se reconoce en otros si no se tiene. Caminar junto al paciente permite aprender de él, porque muchos no comprenden que se puede aprender de la vivencias y "padeceres" de los pacientes. Que eso enriquece al profesional.
Magnífica entrada. Besos miles

MsConcu dijo...

Salva, enhorabuena de nuevo por ser capaz de decir tanto con tan poco... Nunca me cansaré de decir que para mí eres un GRAN ejemplo.

Cada vez que tengo la suerte de escucharte me siento afortunada por tu capacidad de ilusionar, transmitir, tu cercanía...

¡Qué razon tienes en todo lo que dices en esta entrada! Para mí la cercanía con los pacientes es importantísima, hace todo más llevadero y, aunque puede que me equivoque, creo que todo va mejor cuando es así. Cuando me encuentro con compañeros que se sienten "por encima", distantes, fríos... que no saben pensar en los demás(o al menos es lo que parece) y simplemente se creen "superiores" por "salvar vidas"... ejem... intento quedarme lejos de ellos.
Todavía me pregunto cómo hay de ese tipo de médicos pero pienso que cada vez hay más de los otros, más como tú. O al menos eso es lo que quiero pensar.

Un abrazo enorme!!!!!!!! Gracias!

Ter0n dijo...

Simplemente una señalización: los médicos rurales sí deben utilizar botas de montaña. Más que nada para cuando hagan las visitas domiciliarias en medio del campo, a no ser que quieran estropearse los zapatos.

Muy buen símil, sobre todo en el caso de ciertos especialistas hospitalarios. Ahora mismo estoy enfrascado den "Doctor en Irlanda" de Patrick Taylor y me has hecho sacar una sonrisa con lo de las botas de campaña ;) http://www.casadellibro.com/libro-doctor-en-irlanda/1247163/2900001309213 (En el Corte Inglés lo han sacado de oferta por 6 lerus ^^)

Nekane @Nkn63 dijo...

Durante siglos la práctica médica ha tenido una parte mágica, con una puesta en escena espiritual, sobrenatural, mistica,... escondiendo cierto grado de desconocimiento y una relación medico paciente en diferentes dimensiones.
Ahora, el acto médico es una mezcla de ciencia y humanidad,(en diferente proporción según el momento y la situación), con una interacción medico-paciente bidireccional y equilibrada.
Cada paciente es diferente y nosotros cambiamos a lo largo del tiempo, por lo que debemos adaptar nuestro calzado a cada momento.
Aprovecho para señalar que hay un montón de médicos en los hospitales que hace años que andan con muñones.......

rincondocentemfyc dijo...

Directo, sencillo.
Símplemente Dr. Casado...

Vete reservando un hueco para nuestras jornadas de residentes de este año, o del siguiente, o del siguiente...
Un abrazo desde Mérida.
Luis

Nekane @Nkn63 dijo...

Durante siglos la práctica médica tenía una parte mágica, una escenificación mística, espiritual,..., encubriendo el desconocimiento y una relación paciente vs medico en diferente dimensión (húmana vs "casi divina").
Actualmente el acto médico es una combinación de ciencia y humanidad (en diferente proporción según el momento y la situación) y la relación médico paciente se mantiene en el mismo plano.

El sanitario que intenta mantener ese "halo de divinidad", (en tus palabras, "que no se descalza") intenta ocultar que no admite el desconocimiento (que sigue siendo infinito) o la falta de humanidad.

Recordar a muchos médicos de hospitales que sólo tienen muñones, de tanto andar descalzos.......

Nekane @Nkn63 dijo...

Hola Salvador;
Al final creo que han ido dos comentarios muy parecidos.
Lo siento.
Puedes elegir el que más te guste o quitar los párrafos que se repiten.
Gracias......

Jordi Martínez dijo...

Gracias por descalzarte en Bilbao. Fue un refrescante y reflexivo placer escucharte.

Julia Alonso dijo...

@sabiamasajes
Julia Alonso
Si te puedo ayudar, me estoy ayudando ¡¡Salud!!
9 jul
Felicidades por la entrada

Alea dijo...

Tras unos días en que he tenido que pelearme con mis pies débiles y descalzos con las botas dee seguridad que otros calzan un metro por encima de mí, tu post se me revela como esperanzador.
Todavía hay médicos que mantienen el sentido de cuidar y acompañar al paciente en lugar de darse golpe de pecho por lo mucho que trabjan... aun sin conocer si quiera el nombre del paciente y sin que echarselo en cara le haga enrojecer.
Gracias por inspirarme, gracias por lanzar un salvavidas en este turbulento mar donde a veces no recuerdo donde estaba tierra firme, gracias por recordarme que cuando te bajas a la arena, lo suyo es sentirla bajo tus pies

Salvador Casado dijo...

Sois muchos los que tratais de hacer las cosas lo mejor posible. Si un post como este os resuena, es porque toca algo vuestro.

Me causa alegría aprender de tantos y tantas que descalzos, ofrecen sus manos y su conocimiento para cuidar y acompañar mejor a los demás.

Gracias sinceras.

Gustavo Silva Paredes dijo...

Andar descalzo, y todo lo que significa una frase tan simple( acercarnos más al paciente, horizontalizar el trato, la mistica de servicio, el juramento HIPOCRÁTICO, los valores que ya no se enseñan hoy en día, la sesibilidad al dolor ageno, el atender al ser humano y no a la enfermedad, etc, etc) la olvidamos muy seguido y la practicamos muy poco. Gracias por remembrar aquello que muchos profesionales de la salud guardan dentro pero que no expresan por estar inmersos en un medio toxico que evita se exprese. Y post como este brindan un antidoto contra esa rutina...
Dr.Casado saludos.