domingo, 18 de septiembre de 2011

"Antes hacíamos medicina, ahora gestionamos gasto sanitario"


Verdaderamente las cosas cambian. La funcionarización de la medicina está convirtiendo a los médicos en gestores de gasto. Pasamos más horas mirando a la pantalla del ordenador que a los ojos de nuestros pacientes. Esto me provoca dolor. Traiciono mi vocación, traiciono mi profesionalidad, traiciono mi ética.

Por supuesto que sé que tengo que ser prudente a la hora de manejar el gasto que el cuidado de mis pacientes requiere. Para ello me guío de mi criterio ético y de la evidencia científica. Intento siempre primar los intereses de mi paciente en equilibrio con el bien social (principio bioético de justicia). Esto a veces produce tensiones, o bien desde el lado del paciente, o bien desde el lado de la administración.

Lo que sería mejorable es tener sistemas de información, de historia clínica y demás herramientas informáticas enfocados al cuidado del paciente y no a la gestión.

Lo que sería mejorable es la formación bioética del profesional sanitario.

Lo que sería mejorable es la profesionalidad de gestores y sanitarios.

El Roto nos deja una profunda reflexión en su viñeta. Los médicos nos alejamos de lo que debería ser una práctica humanista, y eso no es bueno para nadie.