domingo, 11 de septiembre de 2011

Todo lo que necesita saber de la dieta Dunkan




Cada año cambia la moda y se modifican las prendas de vestir, el calzado, las costumbres de ocio. Esto también ocurre en el mundo de las dietas. En verano, mucha gente se pone a dieta, la dieta Dunkan o Dukan quizá sea una alternativa.

¿En qué consiste?


Es una dieta creada por el nutricionista francés Pierre Dukan, de base hiperproteica y no balanceada. Por lo tanto tiene algunos problemas potenciales que merece tener en cuenta.

Utiliza una lista de 72 alimentos animales y 28 vegetales, combinados exactamente según las indicaciones de cada una de las cuatro fases (ataque, crucero, consolidación y estabilización), con un punto atractivo: en las cantidades y horarios que se desee.

1 - Una fase de ATAQUE breve y fulminante, con resultados inmediatos. Durante esta fase, la dieta está compuesta por 72 alimentos con gran cantidad de proteínas.

2 - Una fase de CRUCERO que conduce de una sola vez al Peso Justo. Durante esta fase, hay que alternar días de proteínas alimentarias puras (Fases PP) con días de proteínas acompañadas de las 28 verduras recomendadas (Fases PV).

3 - Una fase de CONSOLIDACIÓN de 10 días por kilo que es la puerta al regreso a una alimentación equilibrada. Una libertad vigilada cuyo objetivo es echar raíces en ese peso francamente conseguido y aún vulnerable. Con esta fase se ve el regreso progresivo de los alimentos de placer con las dos comidas de gala.

4 - Una fase de ESTABILIZACIÓN definitiva basada en 3 medidas simples, concretas, poco penosas pero no negociables. Esta fase es la parte más fácil y la más esencial de nuestro método para adelgazar ya que el 95% de las personas que siguen una dieta recuperan el peso perdido.




Como toda dieta hiperproteica es muy efectiva en las primeras fases. Como toda dieta alejada de la alimentación habitual del sujeto, es poco mantenible. Esto significa que cuando la persona se aburre, recuperará el peso que perdió.


La contrarréplica del dr. Baos.

Estos días mi amigo Vicente Baos  me contaba sus experiencias en Uganda, donde toda la población consume una dieta hipoproteica-hipocalórica, y están todos delgados o más correctamente: desnutridos. Me temo que es la dieta más infalible. Si ya ha probado todas, atrévase a pasar un mes en la campiña ruandesa y volverá con 10 kilos menos, asegurado. Disculpenme la ironía, pero:

  • Nos olvidamos que las dietas deberían empezar por la cabeza y no por el estómago.
  • Nos olvidamos que los alimentos son algo más que un bien de consumo. Son un privilegio, son algo digno de respeto. Los miles de millones de personas que pasan hambre lo saben. Quizá haya llegado el momento de recordarlo.

Nos enfrentamos a un problema social, como bien saben en Estados Unidos, donde el porcentaje de obesidad y sus importantes implicaciones para la vida de muchas personas y para la sociedad en general es un problema de primera magnitud. Necesitaremos pués soluciones y tratamientos sociales. Este humilde servidor no les dará ninguna dieta milagrosa, tan solo les animará a dar el primer paso: pensar.





3 comentarios:

Ana di Zacco dijo...

Sincronicidad... Acabo de ver un artículo al respecto, en el Pais, y lo acabo de reenviar a varias personas :) Un saludo cordial.

Elena Serrano dijo...

Recomendable el post que recomendó hace ya algunos meses Isabel Arenilla a esta dieta "tan popular": http://isaare.blogspot.com/2011/05/por-que-no-soy-totalmente-partidaria.html

Salvador Casado dijo...

Gracias por difundirlo y por la referencia que aportais.