lunes, 19 de septiembre de 2011

Un niño, el poder de una idea y Fibonacci.




Me ha encantado econtrarme con esta noticia:



Aidan Dwyer, un niño de 13 años se dio cuenta de que los árboles generan ramas siguiendo la distribución numérica de Fibonacci. Esto les permite optimizar la captación de energía solar para mejorar la fotosíntesis.

La aplicación de esta observación a las placas de energía solar puede aumentar el rendimiento entre un 20 y un 50%. Brillante.





A todos/as se nos pueden ocurrir ideas brillantes. Las necesitamos.


Puede leer la noticia original en ABC.