lunes, 3 de octubre de 2011

Hay partido si tenemos equipo. Reflexión sobre el Seminario de Innovación en Atención Primaria



Ayer domingo, 50 profesionales sanitarios de primera línea se reunieron en Barcelona. Una sala amplia, bajo tierra. Muchos habían venido de lejos, de otros países. Todos se pagaron el viaje, la estancia y la comida. No eran templarios, confabuladores o miembros de ninguna secta, eran enfermeras, médicas, economistas, residentes...

Parece algo irreal pero ocurrió. Y no solo eso. El nivel de los ponentes fue altísimo y el interés y participación de la audiencia de primera magnitud.

Se habló de prevención cuaternaria. Un concepto que urge incorporar a la práctica asistencial de hospitales y centros de salud.

Es esperanzador que grupos de profesionales trabajen mano a mano en contra de la cultura sanitaria predominante. Muchas veces en solitario, muchas veces contra corriente.

Por eso elijo la frase de Antoni Agustí que titula hoy el post como reflexión "Hay partido si tenemos equipo".

 
·        Marc Jamoulle, General Practitioner, Gilly, Belgium. Half and hour, “Quaternary prevention, concept and relevance”.

·        Beatriz González, Health Economist. Department of Quantitative Methods for Economics and Management, University of Las Palmas, Gran Canaria, Spain. Fifteen minutes, “Quaternary prevention, and health costs”.

·        Gustavo Gusso, Family Physician. Primary Health Care, Clinical Medicine Department, University of São Paulo, Brazil. President of Brazilian Society of Family and Community Medicine (SBMFC). Fifteen minutes, “Teaching quaternary prevention to students and residents”.

·        Vicente Ortún, Health Economist. Department of Economy and Management, University Pompeu Fabra, Barcelona, Spain. Fifteen minutes, “Quaternary prevention and equity”. 

Juan Gérvas, General Practitioner. Equipo CESCA. Department of International Health, School of Public Health, Madrid, Spain. Fifteen minutes, “Quaternary prevention and health policy”.



Algunas ideas fuerza a modo de resumen. Como no pude tuitear (viajé sin ningún aparato electrónico) las pongo aquí. 

La prevención cuaternaria es un concepto no incluido aún en la docencia de pregrado ni postgrado de los profesionales sanitarios, pese a tener más de 20 años de vida. Mark Jamoulle

El lenguaje es importante. Afinar bien lo que es enfermedad de lo que no. Mark Jamoulle
Proteger al paciente del sistema sanitario es una función básica del médico de familia. Mark Jamoulle

Es importante cultivar cierto grado de escepticismo clínico en respuesta a la cultura sanitaria inmerante. Gustavo Gusso

Dado que el paciente aporta sus temores, miedos y sentimientos a la consulta y el profesional saniatario trabaja con síntomas y enfermedades, se requiere afinar el proceso de descodificación.Gustavo Gusso



La importancia de la clase socioeconómica como marcador de salud. Tanto para clínicos como para economistas de la salud y salubristas.

La nueva mancia es la genomancia, la medicina personalizada... al final puro humo. Vicente Ortún
Un clínico adapta su práctica a la oferta de diagnóstico terapéutica que tiene. Vicente Ortún.



El gold standard de uso del sistema sanitario debería ser el de los médicos y sus familiares. De los más bajos a nivel social (Domineti). 
Sin embargo el gold standard lo ponen las clases ricas que acceden directamente a los especialistas y consumen más pruebas diagnósticas (ejemplo de su majestad el rey).

Las políticas sanitarias se deciden según valores. No es posible olvidar valores como solidaridad y tolerancia. 

Se necesitan líderes clínicos para pensar. Juan Gérvas.
Nada se cambia si no hay utopía. Juan Gérvas.

Multiproblem is not multimorbility. Mark Jamoulle

Evaluar el tiempo como tecnología. Javier Padilla. 

La medicina tiene un deficit curativo, humano y de conocimiento del paciente. 

Transmitir el límite del conocimiento. Ética de la ignorancia.

El mayor reto es cómo contarlo a otros profesionales y a pacientes. Cómo transmitir el significado de un valor predictivo positivo o de un falso positivo a un paciente. Cómo hacerlo sin consumir más tiempo o energía mental del que el profesional sanitario dispone en consulta.