sábado, 12 de noviembre de 2011

Cada paciente es una obra de arte




"Nuestras vidas,lo sepamos o no, nos entusiasme la idea o abominemos de ella, son obras de arte." Mundo consumo. Zygmunt Bauman vía @sminue



La tarea principal de un médico de familia no es ser un clínico brillante. Un médico dedica una parte importante de su tiempo a reconstruir historias rotas. Un catarro no rompe la biografía de una persona, la muerte de un familiar, un despido o una separación si.

Cuando el flujo narrativo de la vida de un paciente se quiebra necesita que los demás lo reconstruyan. El médico puede ayudar con su arte y ciencia... pero sobre todo lo hará con su humanismo.

Un experto, un especialista... sin un poco de empatía y humanidad no vale para nada.


Reconocer que cada persona es una obra de arte implica un grado de sensibilidad interior. Acompañar a una persona que sufre una enfermedad, o pasa un momento difícil, sin que pierda el sentido de su vida es una habilidad que los profesionales sanitarios pueden ejercer. Y que los pacientes necesitan.


La verdadera innovación implica tener suficiente creatividad para ser profesionales que den respuestas apropiadas.


Foto de josemanuelerre

1 comentario:

Tomás dijo...

Buenos días a todos y muchas gracias por compartir tanto sobre arte. Para los que estamos dando los primeros pasos, este tipo de recursos nos ayuda mucho a aprender y mejorar. Les comento que hace un tiempo hice un curso y empecé a producir mis propios diseños. Estaría bárbaro que nos recomienden también otros sitios en donde salir a vender el diseño que producimos. Gracias y saludos desde Temperley, Buenos Aires!