lunes, 14 de noviembre de 2011

Lo importante no es estar más tiempo, sino la calidad del tiempo que se está



El mantra más oído en nuestra sociedad es "notengotiempo". Lo oímos en nuestros ambientes laborales, en la calle, en el metro. Se lo decimos al que pide limosna en el super, al que nos aborda por la calle para vendernos algo, al teleoperador de turno que llama a casa.

También se lo decimos a nuestros hijos e hijas, a nuestras familias y amigos... De tanto repetirlo nos lo terminamos creyendo.

Pero... ¿qué es el tiempo? ¿de cuánto tiempo disponemos?, ¿a qué lo dedicamos?

Vamos por la vida a toda velocidad con la percepción de carencia de tiempo permanente... vamos despistados.

¿Somos capaces de sentir a los demás como personas?



Lorenzo Hernández nos cuenta un cuento:





"Lo importante no es estar más tiempo, sino la calidad del tiempo que se está".

Apliquen esta frase al ámbito que prefieran... vale para todos.