viernes, 9 de diciembre de 2011

Adolescentes, sexo, drogas y redes sociales



Uno de mis objetivos como médico de familia es ofrecer información y cuidados a adolescentes. Cuando cumplen 14 años pasan todos por mi consulta.

¿Qué sabe un médico de familia de los adolescentes? ¿qué problemas de salud tienen? ¿qué dudas de salud? ¿qué les gustaría saber?

Las costumbres sociales de este colectivo, su contacto y consumo de drogas, la actividad sexual y las enfermedades relacionadas son retos que están encima de la mesa.
No es infrecuente atender en consulta a chicos/as de 14-15 años con enfermedades de transmisión sexual. Puedo decir que solo vemos la punta del iceberg.

Por otro lado dentro del sistema sanitario parece que los que usamos email con pacientes pudiéramos ser pioneros... Pues no señores, claramente no. Los adolescentes solo usan el email para comunicarse con sus padres o profesores. Entre ellos usan mensajería instantánea (sms gratuitos con aplicaciones tipo Whatsup) y redes sociales (Tuenti, Facebook...). Si se dan un paseo por el metro o por cualquier calle verán la gran proporción de adolescentes que usan smartphone. Tengan la seguridad de que se pasan el dia usándolos.

Los profesionales sanitarios vamos muchos pasos por detrás. Mientras un profesional  no sepa qué significan las redes sociales y para qué sirven seguiremos un poco en la inopia.Y el tren se va.











9 comentarios:

Javier Macías dijo...

Salvador, con los adolescentes tenemos un problema. A los pediatras se nos quedan "grandes" y muchas veces los tratamos como los niños que ya no son, y sin embargo, para los médicos de familia son todavía niños a los que tampoco saben muy bien como tratar y como enfocarlos. Tanto unos como otros debemos hacer un esfuerzo para entender esa etapa de la vida.

Pablo Roman dijo...

Sin duda alguna es todo un reto para el SNS,pero tambien me gustaria destacar,en mi opinion, la ineficacia de Programas de Salud como FormaJoven, entre otros quizas por el contexto donde se desarrollan. En segundo lugar, tambien nos vemos involucrados en temas eticolegales. Ademas mi corta experiencia me ha permitido ver que otra barrera comunicativa es la diferencia de edad entre usuario y profesional sanitario, ademas de que en muchas ocasiones el profesional sanitario es el mismo de toda la unidad familiar... Los problemas son diversos... y la solucion propuesta de redes sociales me da miedo por temas de privacidad... pero a la vez que la mensajeria instantanea si la veo de gran utilidad segun he podido comprobar en mi ambito social

- Avi - dijo...

Los adolescentes son un colectivo complejo pero realmente apasionante.

Creo que tanto pediatras como médicos de familia debieran compartir las "Consultas Jóvenes", adaptadas a las formas y necesidades propias de los/as adolescentes

Desde mi punto de vista el problema no es tanta la diferencia de edad, si no la necesidad de escuchar al adolescente sin juicios previos y desde la aceptación completa.

No podemos proteger a los adolescentes de la sociedad que hemos creado, pero si podemos dotarles de armas para que se defiendan solos.

Muy interesante entrada :)

Juana dijo...

Una psicóloga que conozco se comunica también con sus pacientes adolescentes por redes sociales, a veces le cuentan más cosas que en la propia cunsulta ....

Dr. Bonis dijo...

Las consecuencias de la segregación

Salvador Casado dijo...

Gracias por los comentarios. Nos enfrentamos a un reto con una respuesta pobre.

Efectivamente la segregación etaria no es buena para el paciente. Nos dejamos mucha gente fuera...

Las pediatras de mi centro de salud (dos) tienen 1600 niñ@s cada una, esta semana la de turno de tarde llegó a ver 70 niños...

Al final terminamos dando gracias de que los adolescentes no vengan... terminan viniendo pero ya con el problema de salud completo (embarazos no deseados a los 13 años, ETS, adicciones, problemas mentales...)

Dr. Bonis dijo...

Salvador,

Esa aberrante que una pediatra vea 70 niños en una tarde, sobre todo porque me apuesto el cuello a que el 80-90% de los motivos de consulta fueron: "mocos", "fiebre", "ha vomitado esta mañana", "revisión del niño sano", etc, etc...

Urge un traspaso de actividades menos complejas a niveles que puedan resolverlos con mayor eficiencia.

El papeleo eliminarlo (eso que llaman "lean" que tanto gusta a los gerentes). Y el no eliminable que lo haga un adminsitrativo.

La revisión del niño sano y la puericultura a enfermería, y el primer filtro a consultas banales también.

La patología general del niño sano al médico de familia (otitis, bronquitis, moquitis, "el vómito")...

Y un pediatra consultor de referencia (en el centro o en el área) para los casos que el médico de familia no vea claros o no pueda resolver.

Eso implicaría, que los pediatras "consultores de área" podrían resolver problemas que ahora no resuelven por culpa de la presión asistencial y que están derivando al hospital.

Al final implica que manteniendo el mismo nivel de prestaciones y de listas de espera actuales seguramente sobren médicos en el hospital, probablemente sobren médicos (pediatras y de familia) en atención primaria y quizá falten enfermeras y sobre todo administrativos.

Una verdad incómoda.

PortoCalem dijo...

La medicina y las redes sociales son un reto.

Todavía no me queda claro cómo se podrían utilizar para ser más accesibles, pero por otro lado ni perder intimidad, ni tampoco estar recibiendo mensajes en whatsup hasta en casa...

Además de que tanto las redes sociales como el whatsup son demasiado personales para todos, tanto para el médico como para los pacientes... y un chico de 16 años seguro que no le motiva especialmente que su médico de familia vea una foto suya bebido en una fiesta... o cualquier "tontería" que se nos ocurre a todos con esa edad...

Personalmente, creo que habría que adelantarse un poco a los nuevos tiempos, y crear aplicaciones para los smartphones, que puedan servir de utilidad a los usuarios (sobre todo la gente joven, por ahora).

Yo mismo por ejemplo tengo en mente crear alguna aplicación destinada a combatir la obesidad y a dar información sexual (entre otros), pero el problema es que eso tarda muuuuucho tiempo en programarse, tiene uno que programar para android y para iOS (iphones), que tienen lenguajes bien distintos y que cada uno tiene sus propios filtros particulares (sobre todo Apple, que no es raro que eche para atrás los programas); y luego por otro lado, que voy a comenzar a estudiar el MIR, con lo que mi tiempo libre se reduce un montón...

De todas formas, como la gente así más joven no nos pongamos un poco a innovar en nuevas tecnologías... la mayor parte de los médicos adjuntos que conozco son ya bastante mayores, y las nuevas tecnologías no las controlan demasiado bien precisamente...

Pero este es un tema interesante que habrá que madurar.

Un saludo.

adolescentes drogas dijo...

Cada vez existen más iniciativas que pretenden ayudar a los jóvenes en temas tan problemáticos como las drogas, y también hay mucha información en Internet al alcance de todos. El otro día leía que Obra Social de La Caixa tiene un gran programa montado destinado a esto. Me gustó que también hacían acciones dedicadas no sólo a los adolescentes sino al personal sanitario, porque como muy bien comentáis por aquí, la adolescencia es una etapa de la vida que no todos saben cómo tratar...
Un saludo,
Eva