domingo, 8 de enero de 2012

¿Cómo le gustaría ser atendido por su médico?





En la jornada #videosysalud se puso la semilla a muchos proyectos. Este vídeo ilustra una idea sencilla pero cierta. Hay dos formas de hacer las cosas, una que busca la excelencia y otra que no.

Para la primera hace falta motivación y tiempo.Que el profesional quiera hacer las cosas bien y que la organización se lo permita.


Autores: Tamara Sancho, Paco Camarelles, Eva Morales, Manuela López Doblas y Raúl Kayser

4 comentarios:

Dr F dijo...

Bien jugado. A los que no les interese, siempre les queda optimizar su sistemática de pérdida de pacientes: http://medicablogs.diariomedico.com/unademedicos/2012/01/06/como-perder-pacientes-en-8-lecciones/
Un abrazo

Samuel Franco Domínguez dijo...

Hay pacientes que son maravillosos. Aportan los papeles justos, responden a las preguntas correctamente. Se explican bien, sea cual sea su nivel educativo. Escuchan, dan a enteder que has conseguido explicarte. Y encima te dan las gracias por tratarlos bien. Hay otros pacientes que siempre se quejan. Están incómodos porque no desean estar en el médico y lógicamente no desean estar enfermos o tener algún problema. Culpan al médico que tienen delante de todo lo que le ha pasado antes en diferentes lugares del sistema de salud, incluyendo lo que le han dicho los administrativos en ventanilla(qué horror las ventanillas!), comentan en voz alta que les parecen bien los recortes a los sueldos de lso médicos porque no le dan la baja por un uñero. Como residente pude ver a alguno de estos pacientes primero en urgencias y después en distintas consultas de trauma, neurocirugía y rehabilitación (al ir cambiado la rotacion) Incluso atendidos por distinto médico nada les parecía normal, ni la espera, ni la información recibida, ni la exploración. Desde luego hay médicos malos, hay médicos regulares, todos los médicos tienen un mal día. Pero la consulta médica es cosa de dos (o de más si hay acompañantes). ¿Cómo puedes lidiar con una madre que mientras exploras a su hija que tiene un esguince de tobillo que no termina de curar y no para de decir: acabarás como yo, con fibromialgia, porque los médicos no saben verte, y no es normal que no te pidan una resonancia. ¿y no le va a explorar más? ¿Ya está? Pues el curandero le dijo que le faltaba manganeso, a mí que me expliquen por qué ustéd eso no lo ve ¿Y otra vez a esperar? ¿Y a mí no me va a mirar mi cuello ya que estoy aquí?

Samuel Franco Domínguez dijo...

El vídeo es muy bueno y representativo. Es una pena que no nos pongan cosas así desde primero de carrera. Desde luego la mayoría de los pacientes son personas normales. Lo que me gustaría saber es cómo tratar con los pacientes especialmente nervisos, exigentes o con ideas previas tan equivocadas que no puedes convenceles de algo que es necesario para el tratamiento. Supongo que eso ya son años de experiencia o un sentido de la profesionalidad y una personalidad especialmente firmes.

FernandoG dijo...

Me alegro, pero creo que esto,lo primero, no lo conozco.
Conozco que médicos que creo que prestan menos interés en la consulta que la que creo que presto yo. Sensación subjetiva.
Pero lo del primer sinvergüenza.. afortunadamente no.
A mi padre, hace treinta años, un cardiólogo le trató de una forma parecida.
Cuando le dio las recetas, sin haberle escuchado, le rompió las recetas y le dijo :primera me escucha, y luego me receta.
El caso es que hay de todo en viña del señor, y creo que lo primero es exagerado. Y llegado el caso, seguro que acaban cambiando de médico a gente que le escuche, con lo cual el trabajo de estos empeora.