lunes, 23 de enero de 2012

El SESPA cierra definitivamente el proyecto Fresneda




Parece que finalmente el Servicio de Salud del Principado de Asturias ha mostrado su mano con el pulgar hacia abajo. No habrá más proyecto Fresneda, la emblemática iniciativa que ha movilizado cientos de voluntarios, miles de horas en talleres y cursos de promoción de la salud.

Está claro que los dirigentes sanitarios no se enteran de mucho. Entiendo que un proyecto así pueda dar miedo. Entiendo que haya gente que proteste por la novedad, o por no ser capaces de remar en dicha dirección. Lo que no entiendo es porqué los responsables de la dirección de la sanidad pública no apuestan por los profesionales que sí son capaces de arriesgarse a buscar nuevos caminos (que no gastan dinero público y mejoran la salud de una comunidad).

Hace semanas trataba de explicar a Elena Osorio por qué el proyecto Fresneda es emblemático y necesario. Más de 4500  firmas y muchas voces en prensa y redes sociales hizo lo mismo. Llegará el tiempo en que los políticos y gestores responsables se verán desacreditados por esta decisión.

Acompaño con todo mi cariño la dimisión de Valentín Pérez y mando un fuerte abrazo a Fernando y a todo el equipo de voluntarios, con la certeza de que el proyecto seguirá de alguna forma.


Image: 'The Artist's Palette in Rotorua'
http://www.flickr.com/photos/95572727@N00/4500083965

3 comentarios:

Pilar López dijo...

Pues me parece una verdadera lástima.

Iñaki dijo...

Una pena, Salva, hemos perdido una batalla, pero seguro que ganamos la guerra!

Que esto nos sirva para no decaer en nuestros esfuerzos diarios.

Desde aquí también mis mejores deseos a todos los que han participado en el proyecto.

Pedro Valdés dijo...

Sin duda una mala decisión. Me pregunto hasta qué punto la cosa estaba decidida hacía tiempo.
Por otra parte, curiosamente el cuadro que ilustra la entrada corresponde a un sitio inconfundible, en el que estuve el pasado septiembre. Se llama "Champagne pool" en Wai-O-Tapu, Nueva Zelanda. Es una zona termal, y debe su color a sus depósitos minerales. Una metáfora sobre la necesidad de mantener el calor de proyectos como el de Fresneda. ¿Podremos brindar con champagne alguna vez?.