viernes, 27 de enero de 2012

¡Podemos relajarnos!




La vida nos somete a tensión, nos ofrece mil retos diarios que afrontar. En ocasiones salvamos el reto sin mayores problemas, en otras nos quedamos bloqueados o creamos una tensión interna hasta alcanzar la solución.

En biología las situaciones de stress suelen demandar respuestas rápidas como huir, luchar o esconderse. No estamos programados para vivir en situación de stress permanente.

Por eso a todas las personas nos vendrá bien mejorar nuestra capacidad natural de relajación para volver a un estado de equilibrio que nos permita volver a bailar con las dificultades sin que estas nos venzan o nos hagan daño.

A petición de un paciente, comparto dos sencillas ideas para relajarse. Escúchalas en posición cómoda y los ojos cerrados. Si te sirven úsalas y encuentra más.



1.Ejercicio de visualización y relajación guiada.





2. Música relajante.








3. Meditación de un minuto







 Image: 'Sunny Side Up'
http://www.flickr.com/photos/74122471@N00/233472093