martes, 3 de enero de 2012

Teledermatología



Un médico de familia de Madrid raramente tendrá acceso telefónico o por email con un dermatólogo. Cuando tiene una duda sobre un diagnóstico de un paciente la única opción es hacer una derivación a un dermatólgo del centro de especilidades/hospital con un parte de interconsulta que demorará de 3 semanas a varios meses según las zonas.

Hay excepciones, algunos médicos de familia como un servidor podemos consultar via email o redes sociales con dermatólogos fuera del procedimiento habitual. La respuesta la obtenemos en el dia o al dia siguiente gracias a la paciencia y buen hacer  del colega que contesta.

Sin embargo los pacientes van todavía más deprisa  y recurrirán cada vez más a aplicaciones móviles como Skin of mine, que permite fotografiar, medir  y controlar cambios en lesiones cutáneas, compartirlas con otras personas y pedir consejo.


No es ciencia ficción, los responsables del sistema sanitario todavía no se han dado cuenta de que todo está cambiando a gran velocidad.

6 comentarios:

Rosa Taberner dijo...

Sí, lo cierto es que todo avanza muy rápido, sobre todo cuando hay un posible negocio, creo que una teleconsulta con la App cuesta unos 20$. Tampoco hay que irse tan lejos para tener algo parecido en nuestro país, y si no te recomiendo que eches un vistazo al proyecto Teledermus. Puedes ver la web en http://www.teledermus.com/
Por supuesto, tampoco es gratuito. Las únicas teleconsultas gratis son las que nos hacemos por twitter, facebook, whatsapp... es lo que tiene el buenrolling que impera en la blogosfera sanitaria. Para todo lo demás... Mastercard (bueno, yo ni eso).
Un abrazo!

yagoveloz dijo...

Todo cambia y no sólo en sanidad.Las nuevas tecnologías de comunicación obligan a replantear la educación de cabo a rabo.¡Que sea para bien! Gracias por vuestro trabajo!

yagoveloz dijo...

Las nuevas TIC's también transformarán de cabo a rabo el sistema educativo.Gracias por vuestro trabajo.

Salvador Casado dijo...

Gracias por las pistas!

Samuel Franco Domínguez dijo...

En el hospital de Parapléjicos de Toledo donde trabajé había un sistema de teledermatología en desarrollo. Se hacía para dar seguimiento de las ulceras por presión, generalmente sobre isquion que muchos lesionados medulares desarrollan. Se podían hacer fotos con cualquier cámara digital corriente. Había que poner al lado de la úlcera una cartulina con una escala y una gama de colores que permitía después homogeneizar los tonos y tener el color real.

La cosa se cortó por falta de financiación al llegar la crisis, pero supongo que ahí seguirán. Las fotos recibidas las miraba el dermatólogo, la enfermera de medulares (son especialistas en curar este tipo de úlceras)o el cirujano plástico según.

Era el proyecto de una amiga.

Extenderlo a otras patologías no sería dificil con un poco de apoyo.

Samuel Franco Domínguez dijo...

De hecho en Castilla la Mancha han hecho el proyecto DERCAM, que es más o menos lo que comentas. No sé cómo seguirá la cosa.

http://sescam.jccm.es/web1/home.do?main=/ciudadanos/avancesMedTecn/dercam.html