miércoles, 29 de febrero de 2012

¿Conoces algún líder?





 Una cosa es un jefe y otra bien distinta un líder. Los primeros abundan, los segundos escasean.

El “verdadero nuevo liderazgo” está  mucho más orientado a ensalzar los aspectos cognitivos – espirituales que aquellos que se orienta a la sola función directiva. Les sonará a chino pero en empresas punteras están empezando a cambiar el tipo de dirección. Esto marcará la diferencia.

En la organización a la que pertenezco, por su tamaño e inercia, seguramente tardaremos algo más en enterarnos.
Los pocos líderes que conozco no suelen estar en los despachos.

Les facilito una referencia bibiliográfica para regalar a sus jefes: The Lotus - A Practice Guide for Authentic Leadership toward Sustainability  Un libro de Christopher Bann hermosamente editado que pueden bajar gratis de aquí.





También pueden visitar el blog de Andrés Schuschny y dejarse inspirar por él. Les dejo una cita:


"Las principales tareas de los líderes que reclama el mundo consisten en establecer y comunicar con pasión los valores, la visión y la misión de las organizaciones a las que sirven, comprender las necesidades de los empleados y clientes, saber escuchar, motivar en lugar de imponer su autoridad, ser convincente en vez de tener una actitud coercitiva, garantizar un adecuado sistema de reconocimiento del justo mérito a través de premios e incentivos (materiales o no), facilitar el aprendizaje, tener una actitud empática y promover la sinergia, construir una visión compartida, una cultura cooperativa y un clima de respeto y ética, mostrar el camino a seguir a través del ejemplo personal, fomentar la innovación, el progreso y mejoramiento continuo, dignificar y respetar a los empleados y hacer que estos se respeten entre sí, fomentar la confianza, darse cuenta que su éxito es el éxito de todos y así siguiendo."



1 comentario:

Iñaki dijo...

Como siempre, dando en la clave, Salvador. Tu entrada me va a servir de inspiración para otra de las mías sobre liderazgo.

Muchas gracias por compartir la referencia bibliográfica, lo leeré con suma atención.

Un abrazo,