jueves, 22 de marzo de 2012

Family Medicine Revolution




Por fin alguien lanza la idea, han tenido que ser Rachel Friedman y Nicole Mohlman, dos medicas residentes californianas. Bravo por ellas.

Recuperar el valor de la medicina de familia, de los cuidados de salud cerca de los pacientes, de sus comunidades, de sus domicilios. Recuperar el sentido común para dejar de medicalizar la sociedad y llenar nuestras vidas de pruebas diagnósticas, pastillas y etiquietas con nombres de enfermedades.

No es posible seguir enfermando más la sociedad. No lo estamos haciendo bien.


Quizá el ejemplo de estas dos chicas nos anime a muchos a levantarnos de la silla, salir de la consulta y ponernos un poco las pilas.


Every US President has a family doctor: do you?

 

 Para hacer una revolución muchas veces no hace falta hacer nada incendiario. Pero si se precisa hacer algo de forma diferente. Los médicos de familia tenemos una obligación profesional para velar por la salud de nuestros pacientes. Esa obligación nos conmina a levantarnos y empezar a hablar a la sociedad:


1. Los cuidados de salud basados en los centros de salud deben ser la base del sistema sanitario. Por calidad, y menor gasto económico.

2. La creación de enfermedades, la hipermedicalización, el exceso de pruebas diagnósticas no benefician la salud de nuestros pacientes.

3. Los médicos de familia darán mejor servicio si no están aplastados por la burocracia, modelos de receta obsoletos o hipersaturación. Atender a 50 pacientes al dia no es calidad.

4. Los políticos sanitarios tienen la obligación de velar y potenciar la atención primaria. No lo están haciendo.

5. Los médicos de familia están capacitados para compartir mensajes de salud con la sociedad de más valor que los que lanza la publicidad. Visibilizarlos es tarea de todos/as.


Tengo la certeza de que también en España necesitamos una Family Medicine Revolution.



Pueden seguir la iniciativa en su página web, en facebook o en twitter.






Gracías al maestro Sergio Minué por la referencia.