domingo, 15 de abril de 2012

La comunicación en el Servicio Madrileño de Salud



El Servicio Madrileño de Salud tiene una estrategia de comunicación para sus profesionales basada en el correo electrónico.

He tenido la oportunidad de decirles tanto al Gerente Único de Atención Primaria, como a la Directora General de Sistemas, como a los responsables del plan de comunicación que esa estrategia no es adecuada.

En el momento actual el grado de incomunicación es altísimo. Es un problema grave.

Fundamentalmente por:

1. Muchos profesionales no lo usan.
2. Excesivo ruido de fondo (spam, mensajes no deseados o repetidos...)
3. Falta de directorios de direcciones fuera del centro de salud o servicio.
4. Poca cultura de uso de la herramienta.



Pepe Flores, un experto, explica sus razones:



Para las empresas, el correo electrónico es obsoleto. O por lo menos, debería serlo. Aunque en su momento fue una herramienta muy útil, hoy en día existen muchas alternativas (la mayoría, gratuitas) que permiten una comunicación y una gestión más eficientes. De acuerdo con un estudio de la firma Forrester Research, 30% del correo laboral es “spam ocupacional”, provocado por el envío indiscriminado de copias a destinatarios que no las requieren. Una comunicación deficiente, al corto y largo plazo, provoca pérdidas en la productividad.
Piense, por un segundo, en el tiempo que invierte en revisar su bandeja de entrada. Piense en las razones. La mayoría responderemos dos razones principales: comunicarse con los colegas o recibir (y enviar) un archivo. Para ambas tareas, existen mecanismos más especializados que ahorran tiempo y esfuerzo, así como fomentar la colaboración. Aquí les presento algunas alternativas que, tanto en la teoría como en la práctica, le ayudarán a prescindir del correo electrónico en una empresa:


Pueden leer el artículo completo aquí.



Foto: 'autoroute à emails...'
http://www.flickr.com/photos/29647247@N00/60963915