martes, 17 de abril de 2012

Para realmente cuidar sus huesos: camine



Muchas personas están preocupadas por sus huesos. Todos sabemos que con la edad se hacen más frágiles, como el resto del cuerpo. Muchos creen que es necesario tomar pastillas para mantenerlos fuertes, veamos cuanto hay de cierto en esto.

La resistencia de los huesos está en función de la edad, la dieta y la actividad de la persona. El máximo de resistencia se consigue en la juventud, coincidiendo con la época de mayor actividad física. Luego se mantiene y disminuye muy lentamente.

Para mantener los huesos fuertes es importante moverlos. Una actividad física moderada es suficiente, incluir paseos todas las semanas y mantenernos activos es el mejor seguro conocido. Hacer deporte adecuado a la edad es también muy recomendable. Aquí incluimos cualquier actividad física, el paseo me parece de las mejores pero no me resisto a incluir la natación para aquellos que tengan dolor al caminar o el baile para quien además de moverse se lo quiera pasar bien.

En cuanto a la dieta, podemos recomendar tomar alimentos ricos en calcio. Los lácteos son aquí protagonistas, pero hay muchos más alimentos ricos en calcio. No es necesario tomar suplementos en forma de pastillas salvo casos concretos. Estos suplementos sobrecargan la capacidad renal de eliminación de calcio y pueden generar piedras en el riñón y otros problemas.

Otro recurso interesante es la luz solar. Es una gran ayuda para que el cuerpo sintetice vitamina D. Exponernos moderadamente al sol, dando paseos o realizando actividad al aire libre es relativamente fácil en un país como el nuestro.

Hay también algún medicamento para casos de gran riesgo de fractura en personas de edad avanzada. Dada su toxicidad conviene evaluar con cuidado si es verdaderamente necesario, hable de ello con su médico de familia. 

Por ultimo comentaremos lo más importante. El sentido común. Si usted tiene 74 años y se va a cazar elefantes a África, o hace parapente con 80, a lo mejor se lo pasa bien, pero se estará exponiendo a un riesgo que tal vez sus huesos no aguanten.



Sean felices y hagan más caso a su médico, si este es sensato, que al ejemplo que dan otros en los periódicos.