martes, 29 de mayo de 2012

4.7 grados de separación



La teoría de los 6 grados de separación data de 1930, y expone que cualquier persona en el planeta está conectada con cualquier otra por una cadena de no más de 6 personas.

Datos recientes apoyan la conjetura de que esta distancia se ha reducido a 4.7 desde que usamos redes sociales. Parece que el mundo se hace más pequeño.

Lo que no solemos tener en cuenta es el grado de separación con nosotros mismos. Esos 20-25 centímetros que separan nuestra mente de nuestro corazón, nuestras ideas de nuestros sentimientos.

Cada vez estamos mejor armados para conectarnos con más personas pero nos es más complicado hacerlo con nosotros mismos. Las sociedades occidentales son cada vez más laicas prescindiéndose del horizonte que las religiones oficiales proponían. Al dejar de lado la religiosidad también se relega la tecnología de "conexión" que todo sistema religioso ofrece, en forma de técnicas de meditación u oración. Desde el zen hasta el sufismo, desde el misticismo al chamanismo... todas las tradiciones ofrecen un camino de conexión del ser humano con lo trascendente. Internet y nuestro ordenadores no nos lo facilitan. Por el contrario producen un aumento de ruido de fondo que dificultan enormemente este viaje.

Viene bien tomar conciencia de que no todo puede ser Facebook y Twitter.

Viene bien tomar conciencia de que quizá un problema de salud pueda ser una oportunidad para resetearnos y conectar de una nueva forma con nosotros.


Foto: 'Nirvana'
http://www.flickr.com/photos/56278354@N00/2669827924