viernes, 25 de mayo de 2012

Creatividad total



Mis gallinas son seres predecibles, caminan, picotean, vuelven a caminar... Son genenerosas, ponen muchos huevos, lo que les agradezco enormemente.

Algunas veces son huevos extraordinarios.

Me pregunto qué pasaría si fuéramos capaces de generar ideas o conductas extraordinarias. Quizá no todos los días, solo de vez en cuando. Me pregunto qué pasaría si un grupo de gente extraordinaria se reuniera para hacer algo extraordinario juntos...

En mi gallinero no hay crisis, ni falta que hace.

2 comentarios:

Álvaro dijo...

La gente extraordinaria pone huevos. La gente ordinaria...

Salvador Casado dijo...

cada uno pone lo que puede...

pero estoy convencido de que el ser humano es capaz de mucho.

si una gallina nos enseña que es posible, que no podremos hacer...