viernes, 4 de mayo de 2012

Demasiada información sobre salud




En la época de nuestros abuelos lo habitual era adolecer de falta de información. Hoy vivimos en un escenario completamente opuesto. Recibimos demasiada. Nuestro cerebro gasta muchísima energía en bloquear este exceso que de otro modo podría dañar irreversíblemente el cortex cerebral.

En el ámbito de la salud nos encontramos tanto con excesos como con desinformación e infoxicación (intoxicación de información), efectos secundarios comunes al consumo de una dosis mayor o inadecuada de la información que una persona necesita.

No me interesa saber si el señor del mostrador del comic que ilustra hoy nuestro post tiene o no ropa interior. Lo que me interesa es saber la respuesta a los temas de salud que me preocupan como paciente. Este punto de vista es el adecuado para que los profesionales sanitarios nos pongamos manos a la obra para ayudar a nuestros pacientes a navegar en un entorno de exceso informativo como nunca antes ha existido.

Generar nuestra propia información para pacientes es un camino interesante. Recomendar información sanitaria de forma personalizada también. La customización también ha de llegar al mundo sanitario. Cuanto antes.



Viñeta de Dan Piraro vía nuestros amigos de Album de ideas







Related Posts with Thumbnails