viernes, 31 de agosto de 2012

Los médicos escribimos mal, muy mal.




Los médicos escribimos mal, eso lo sabe todo el mundo. Como toda generalización tiene sus excepciones. Durante mis años de universidad  muchas compañeras tenían una letra estupenda. Dado que la profesión se está feminizando es esperable que la caligrafía mejore con el tiempo.

Pero más allá de la letra, lo que de verdad importa es la calidad de la comunicación. Para comunicar bien se necesita inteligencia emocional, habilidades y técnica. Viene bien un poco de carisma y un mucho de saber escuchar. Para comunicar bien hace falta un tiempo suficiente. Tener menos de cinco minutos por paciente en un encuentro clínico es más propio de veterinaria que de medicina, como dice el maestro Tudor Hart. No todo vale. Esta es una de las razones por las que un grupo de indómitos médicos de familia estamos realizando un documental sobre la importancia de tratar bien a la gente, sobre la importancia de hacer una medicina centrada en la persona. El documental 6 minutos tiene ya su trailer. Lo podrás ver entero en octubre.








Visto en imgur