miércoles, 26 de septiembre de 2012

El canon de belleza, el canon de salud.




El canon de belleza de cada civilización nos dice mucho de la misma. La viñeta que ilustra este post también. Estamos despistados. No por haber invertido el canon, sino por seguir alejados de nosotros mismos, cada vez más.

Y no solo en relación a la belleza, también a la salud. Consideramos salud lo que es bienestar. Cada vez toleramos peor los cambios asociados a la edad o al propio devenir de la vida. Épocas como la infancia,  el embarazo o la menopausia se medicalizan, la caída del pelo o las manchas de la edad son consideradas enfermedades. Cualquier desviación del canon de "normalidad" es vivida con gran angustia.

¿Esto nos hace más felices? probáblemente no.

Tal vez necesitemos ser más trasgresores y saltarnos los cánones sociales. La verdadera belleza, la verdadera salud, son algo más que una disposición social.


viñeta vía @mj_alonso

1 comentario:

Stella Blant dijo...

Para que nos olvidemos de los estereotipos falta mucho, sobre todo por tantos programas y revistas de moda y belleza para la mujer en donde se exhibe esa figura delgada y casi perfecta, que muchas veces ni siquiera es real, porque se utilizan programas de retoque y así hacen encajar a las mujeres en el molde que quieren.