domingo, 2 de septiembre de 2012

¿Podrán Manuel Vilas y el doctor Casado arreglar España?




España es un constructo, una definición, una quimera. También es el título de una de las mejores novelas de este siglo, un paseo por personas, realidades, mitos y fantasías que terminan pergeñando un mapa de un territorio salvaje. Manuel Vilas es un escritor fuera de lo común. No les haré una crítica literaria. Tan solo les invitaré a que lo conozcan y juzguen por ustedes mismos, no les dejará indiferente.

Lo cierto es que por un cúmulo de circunstancias favorables Manuel Vilas y un servidor se reunirán próximamente en Zaragoza para hablar de lo divino y de lo humano. Les puedo decir que las redes sociales han facilitado el encuentro. Les puedo decir que lo mejor de las redes sociales es precisamente que facilitan los encuentros.

Salir del ámbito social y profesional habitual para establecer líneas de diálogo, creatividad o vaya usted a saber, es una de las grandezas de internet. Tener la opción de comunicarse con personas en principio lejanas es verdadera democracia.

No les puedo adelantar si un novelista y un médico, a fin de cuentas un par de locos poetas, podrán dilucidar la solución al enigma de España. Pero adelantaré que de este encuentro mítico surgirán ideas altamente inflamables.



Foto de Columna Villaroya tomada del blog de Manuel Vilas