jueves, 4 de octubre de 2012

Knowmadas sanitarios, health knowmads

Me gusta el concepto de knowmada, Una persona formada en muchos campos de aprendizaje, con una amplia perspectiva, capaz de desenvolverse en distintos entornos y conector de ideas.

Esta definición de mi amigo Chema Cepeda nos ayuda a encuadrar un necesario movimiento contracultural. Nuestras sociedades llevan años desarrollándose siguiendo un camino de hiperespecialización en todos los campos, artes y ciencias. Este modelo ha tocado techo. Parece que ya nos vamos dando cuenta. La contra cultura resultante es la integración y fusión del conocimiento y sus diferentes ramas. Todo lo que implique fusión, mestizaje, hibridación aporta valor añadido. Todo lo que aporte aumento de perspectiva aporta sentido.

En el mundo de la salud la hiperespecialización es quizá mayor que en otros ámbitos. Los generalistas son excepcionales. Pero existen. Yo me considero uno de ellos, somos unos cuantos. Los médicos de familia con vocación de serlo tratamos de ejercer una medicina abierta, que enfoque sobre los aspectos biológicos y sintomatológicos de la persona que sufre así como los psicológicos, sociales y espirituales/éticos/transcendentes.

Aunque esta visión pueda aportar perspectiva y mucho valor al sistema no deja de estar ninguneada y castigada por este desde hace años (presupuestos menguantes, mala gestión, nula promoción social...).

Atreverse a modificar el patrón de aprendizaje (1), las relaciones profesionales y la formación continuada son retos que ya están asumiendo muchos y muchas valientes.




(1) Cobo Romaní, Cristóbal; Moravec, John W. (2011). Aprendizaje Invisible. Hacia una nueva ecología de la educación. Col·lecció Transmedia XXI. Laboratori de Mitjans Interactius / Publicacions i Edicions de la Universitat de Barcelona. Barcelona