martes, 6 de noviembre de 2012

Reflexionando con Dolors Reig. Sociedad hiperconectada, sociedad desconectada.




Coincidí con Dolors Reig en Pediatic, evento que reunió en Lleida lo mejor del mundo de la pediatría, la infancia y las nuevas tecnologías.

Dolors tiene claro que la sociedad web está introduciendo transformaciones de calado en las relaciones sociales. Cambios que no serán evanescentes.

Dejo el vídeo del final de su presentación en la que responde al reto de la participación y la democratización de los procesos.

Para quien quiera saber más recomiendo seguir su blog o disfrutar de su libro socionomía.

En el rato de café que compartimos pudimos intercambiar impresiones sobre uno de los mayores retos que está formulando este cambio de paradigma: el equilibrio entre conexión y desconexión.

Pasamos cada vez más tiempo conectados, más tiempo relacionandonos con la interface de una máquina entre uno o más humanos. La máquina y la tecnología nos dan más alcance, potencia, información y capacidades pero a costa de tiempo y ruido. No es precisamente gratis.

Por eso desconectar debería enseñarse en primer lugar. Desconectar para poder conectarse cada cual con sigo mismo, sus seres queridos, la naturaleza, el silencio o la transcendencia.

Podemos perdernos. Hay que tener cuidado.







Vídeo grabado con teléfono móvil, perdón por la mínima calidad.

Foto: Amalia Arce rodeada de Ramón Capdevilla y Jesús Martínez, organizadores de Pediatic.