domingo, 2 de diciembre de 2012

El futuro de la medicina




A los seres humanos nos encanta pensar en el futuro. Pero el futuro es reacio a dejarse ver desde el presente, eso lo saben bien los economistas...


El vídeo que hoy nos acompaña cuenta la visión de Daniel Kraft sobre la medicina del futuro, un futuro rebosante de tecnología y sofisticación.

Yo no lo veo exáctamente así. La diferencia está en que la visión del Kraft es la de un médico en un despacho de Silicon Valley, California y la mia la de un médico de familia con 45 pacientes diarios en la sierra de Madrid. Evidentemente no es lo mismo.

Mis pacientes no accederán jamás a medicina genómica ni se someterán a escaners de cuerpo entero ni a sofisticadas pruebas diagnósticas de diseño, muchos tampoco usarán teléfonos inteligentes ni accederán a sus aplicaciones de moda.

Ancianos, personas socialmente excluidas, enfermos terminales, enfermedades raras, complejas o sin un claro tratamiento no hallarán alivio es las propuestas que el optimista dr. Kraft nos cuenta.

Con humildad de médico de cabereca constato a diario el fracaso de no poder hacer más que escuchar, acompañar, sostener, orientar... siguiendo el viajo adagio "curar a veces, aliviar a menudo, confortar siempre".

El futuro de la medicina no se aleja de su pasado y su presente: establecer relaciones entre pacientes y médicos basadas en la confianza y el respeto con la finalidad de ayudar a la persona en tiempo de enfermar y potenciar su tiempo de salud. Tal vez no necesitemos tanto ruido ni tantas Apps.






Foto: '_螞蟻。'
http://www.flickr.com/photos/9712654@N05/3249693629

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tengo una amiga inglesa que me contaba el otro día que antes la sanidad inglesa era muy buena... hasta que se la cargaron y ahora suceden cosas tan ridículas como que cada vez que vas a la consulta tienes enfrente a un médico nuevo, desconocido, al que le tienes que contar "tu vida" como hiciste la vez anterior que fuiste con otro diferente.
Según ella, el maltrato al paciente es habitual.
¿Tendremos que vernos así para que algunos hagan negocio?

Salvador Casado dijo...

cosas peores veremos...