domingo, 23 de diciembre de 2012

Golpe de estado con vaselina




Axioma 1. La vaselina es un producto lubricante usado en medicina para facilitar la realización de ciertas maniobras exploratorias. Suele usarse especialmente para la exploración de algunos orificios naturales que precisan de la introducción de la mano del facultativo o de ciertos aparatos diagnósticos.

Axioma 2. Golpe de estado, dícese de la toma del poder político, de un modo repentino y violento, por parte de un grupo de poder, vulnerando la legitimidad institucional establecida en un Estado.

Si unimos los anteriores axiomas, obtendremos un golpe de estado vaselinado, en el que la violencia física se sustituye por violencia estructural en forma de empobrecimiento, pérdida de derechos, exclusión social, deshaucios y endeudamiento progresivo.

Lo cierto es que los actuales políticos en el ejercicio de sus atribuciones, han conseguido en pocos meses:

1. Recortar los derechos sociales
2. Recortar y empeorar la educación pública
3. Recortar y empeorar la sanidad pública (en pocos meses se traspasará a la empresa privada)
4. Recortar pensiones.
5. Aumentar el precio de medicamentos.
6. Disminuir la protección social.
7. Abaratar el despido y precarizar el trabajo.
8. Aumentar el desempleo a tasas nunca vistas.
9. Excluir a ciudadanos extranjeros de os cuidados sanitarios. 
 ...

entre otras cosas.

Si lo analizamos fríamente parece que hay violencia en estos cambios. Pregunten a los deshauciados, a las familias en los que están todos en el paro, a los jóvenes que ven cerrado el mercado laboral, a los médicos jóvenes a los que ofrecen contratos basura, a los que se han suicidado por estos motivos...


Algunos pensarán que el silogismo es exagerado y la imagen grotesca. Seguramente tengan razón.

Pero el problema de gobernanza está servido desde el momento en que los políticos adoptan reformas que no están en su programa electoral y que van claramente en contra de los derechos sociales de los ciudadanos.


Al final van a tener razón los mayas y el mundo, las sociedades occidentales, tal y como las conocíamos están llamadas a su fin. Todo va a cambiar. No se imaginan cuanto.


Sophia de Mello