lunes, 30 de julio de 2012

Las consultas cierran en vacaciones, este blog también






Una de las cosas que más placer me causan es desconcectar. Y lo dice alguien que suele estar excesivamente conectado. Fuentes de información, grupos, familia, amigos, medios de comunicación, redes sociales, web social... el ancho de banda personal cada vez es mayor, cada vez más informacion, cada vez más ruido.

Me disculparan que desconecte unos días. Viajo a un lugar donde no llega la cobertura 3G, ni el teléfono. Donde se pueden ver estrellas por la noche, donde habitan presencias milenarias.

Seguiré escribiendo en mi moleskine, sobre todo poesía.

Espero poder ofrecerles alguna idea interesante a mi regreso.

Pásenlo bien, sonrían y abracen todo lo que puedan. Y no se crean todo lo que vean en televisión.



Foto: 'We all have the tools to fly, just imagine you can [Explored &+FP]'
http://www.flickr.com/photos/34596003@N03/7465716702

domingo, 29 de julio de 2012

La importancia de hablar con el jefe



Es una de las cosas más difíciles. No importa el grado de instrucción, el nivel cultural o la inteligencia emocional que tengas... Hablar con el jefe es complicado por definición.

Una de las primeras dificultades son las barreras. Los jefes suelen vivir en ciudadelas fortificadas de las que salen en escasas ocasiones y siempre de forma acelerada y guarnecidos de una buena guardia pretoriana de protocolo, agendas apretadas y secretarias eficientes.

Pero lo más complicado de atravesar es el foso de la comunicación. Jefes y subordinados, políticos y ciudadanos, gestores y profesionales hablan lenguajes diferentes.
Esto se explica por los valores de cada cuál, su visión y sus intereses. La diferencia es un abismo a menudo infranqueable.

En la jornada #videosysalud de este año tratamos de abordar esta situación usando lenguaje audiovisual. Varios consejoeros/as de sanidad de distintas autonomías respondieron nuestra llamada y trabajaron con nosotros para salvar este reto.

Con Javier Fernández Lasquetty tuve el privilegio de compartir hora y media de distendida conversación hace unas semanas. A los dos nos interesa hacer las cosas mejor, comunicar mejor. Desde nuestras diferencias pudimos crear un agradable diálogo en el que no faltaron visiones estratégicas, críticas honestas, peticiones formales y un paseo conjunto sobre diversos problemas estructurales que amenazan el Titanic sanitario. El Consejero de Sanidad de Madrid colaboró en el vídeo que hoy compartimos, le agradezco aquí su generosidad. Es un intento expontáneo de buscar entendernos a ambos lados de la sima.

Para muchos será insuficiente. Tómenlo como una declaración de intenciones, en la intuición de que o logramos que políticos y ciudadanos se entiendan o la brecha social hará inmanejable la navegación de este país.






L'importance de parler avec le patron
 

Il est l'un des choses les plus difficiles. Peu importe le niveau d'éducation, le niveau d'éducation ou de l'intelligence émotionnelle vous avez ... Parler avec le patron est compliquée par définition.

Une des premières difficultés sont les obstacles. Patrons ont tendance à vivre dans citadelles fortifiées de quitter en de rares occasions et toujours rapidement et garni d'une bonne garde prétorienne du protocole, des horaires chargés et les secrétaires efficaces.

Mais le plus difficile à franchir le fossé de la communication. Bosses et les subordonnés, les politiciens et les citoyens, les gestionnaires et les professionnels parlent des langues différentes.

Ceci est expliqué par les valeurs de chacun ce sa vision et ses intérêts. La différence est souvent un abîme infranchissable.

Sur la journée # videosysalud de cette année en essayant de remédier à cette situation en utilisant un langage visuel. Plusieurs consejoeros ou de santé que des autonomies différentes répondu à notre appel et a travaillé avec nous pour relever ce défi.

Avec Javier Fernandez Lasquetty j'ai eu le privilège de partager une conversation détendue et une demi-heure il ya quelques semaines. Nous voulons tous les deux mieux faire les choses, de mieux communiquer. Depuis nos différences pourraient créer un dialogue agréable, dans lequel il n'y avait pas de vision stratégique absence, des critiques honnêtes, les demandes formelles et une promenade sur plusieurs problèmes structurels qui menacent la santé du Titanic. Le ministre de la Santé à Madrid a contribué à la vidéo que nous partageons, je vous remercie de votre générosité ici. Il s'agit d'une tentative de chercher à comprendre expontáneo des deux côtés de l'abîme.

Pour beaucoup, il ne suffira pas. Prenez-le comme une déclaration d'intentions, ou l'intuition que nous, les politiciens et les citoyens à comprendre ou à l'écart sociale sera de navigation ingérable de ce pays.



Foto: 'James, I think your cover's blown!'
http://www.flickr.com/photos/23912576@N05/2962194797


sábado, 28 de julio de 2012

Cuestión de tomates

Conocer la historia de dos tomates puede aportarnos valiosa información sobre la salud y la enfermedad.

Veterinarios sin fronteras nos regala este estupendo cortometraje. Más allá de la reflexión sobre la soberanía alimentaria que lo inspira, merece la pena pensar en el modo de vida que estamos generando en occidente.

Y de nuevo formularnos la pregunta ¿Qué queremos?




viernes, 27 de julio de 2012

Los ojos de Rembrandt






Este fin de semana me encontré por azar con Rembrandt. Paseaba por un museo y su mirada me atrajo profundamente. Pese a no ser mi destino ese dia recalé en puerto y mantuve una conversación silenciosa de quince minutos con el lienzo.

Simon Schama, prestigioso profesor de historia del arte, escribió un completo ensayo con el título de este post en el año 2002. No es mi intención completar su tesis. Tan solo reflexionar sobre la mirada de un genio.

Rembrandt fue hijo de un molinero en Leiden, alcanzó fama y vivió rodeado de lujo. Conoció la bancarrota y murió pobre.

Sus ojos sabían captar la belleza y sus manos la expresaban. Pese a acceder a todos los placeres, su mirada no transmite felicidad. Son muchos sus autoretratos, los ojos nos van indicando cómo estaba su alma.

¿Qué aprendo yo de esto?

No hace falta ser genial para ser feliz, de hecho suele ser un impedimento. Lo que es importante es ser capaz de contarlo. Tener la opción de comunicar lo que nos pasa, lo que somos.

Poder hacerlo alivia el sufrimiento. Ante la avalancha de tensiones y malas noticias nuestro corazón zozobra muchas veces. La primera medida de alivio es poder contarlo. Con palabras, con una conversación, por escrito, con una carta... como sea. Cocinar un plato, bailar, escribir una poesía, pintar un boceto... todo vale.

Si el hijo del molinero pudo hacerlo, nosotros también.

jueves, 26 de julio de 2012

¿Podremos convertirnos en Hamlet?




Cuando hace 410 años se estrenó en Londres Hamlet, príncipe de Dinamarca, el público abandonó el teatro alucinado. No dando crédito a lo que acababan de ver. Muchos no sabían escribir pero no hace falta ser ilustrado para comprender las entretelas  del alma humana si nos lo cuentan bien.

El dolor, la tristeza, el duelo, la traición, la venganza, la ira, la locura, el amor, la pasión, el humor, la intriga, la muerte...

Todos sabemos de alguna forma lo que significan estas palabras. Los dramas nos lo recuerdan. Nos permiten orear ideas y sentimientos que nos resultan de difícil manejo. Cualquiera de las palabras anteriores tiene poder para desmadejar al mayor de los héroes. Y nosotros somos frágiles. Esta capacidad del teatro es curativa, alivia, sana. Es una de las primeras realidades virtuales que el ser humano inventó. Una representación recrea sentimientos. Un expectáculo en directo los transmite y evoca con gran potencia.

Hoy vivimos tiempos de cambio de rey, asistimos asombrados al escándalo, a la traición que nos ha despojado de justicia. El drama de Shakespere es increíblemente oportuno. Los mercados han envenenado a la democracia española para casarse con la soberanía nacional a los pocos meses... ¿Quién será capaz de convertirse en Hamlet hoy?

Will Keen dirije un montaje en el matadero de Madrid con estupendos actores. Una propuesta de lujo para volver a revisitar este clásico y disfrutar con el trabajo de muchos profesionales que logran seguir cupliendo la voluntad del autor de entusiasmar, de tocar el alma del público.

Salí del teatro con esa mentalidad de principiante a la que tan frecuéntemente apelo. La misma de los primeros asistentes londinenses. Me gusta que me asombren y sorprendan.





miércoles, 25 de julio de 2012

El miedo como patología





A partir de este mes comienzo a colaborar con el Huffington Post, un periódico con una línea editorial que me parece muy interesante, una nueva forma de comunicar. Sigo la intuición de otros profesionales como Jesús Martínez Ávarez   @jmartinezal de salir del centro de salud a otros foros y tarimas. Creo que tenemos una historia que contar a la sociedad.

Aquí les dejo mi primera propuesta:


EL MIEDO COMO PATOLOGIA


La consulta del médico de familia es un estupendo lugar para tomar el pulso y no solo a los pacientes, también a la sociedad. En los últimos meses el pulso se ha acelerado. Vemos más gente agobiada, angustiada, preocupada. Vemos más problemas consecuencia de la situación socioeconómica.

Por un lado hay hechos objetivos. Estamos atravesando una coyuntura de ajuste muy dura, que obliga a hacer cambios en casi todas las familias. Las más afectadas son como sabemos las que pierden sus ingresos por falta de trabajo, pero al final todos estamos afectados, recortados. Por otro lado sufrimos un bombardeo intensivo de malas noticias. Naomi Klein lo describió magistralmente hace ya algunos años con su libro La doctrina del shock. El miedo como instrumento de poder es viejo conocido.

El problema es que el exceso de miedo también afecta a la salud. La tensión psicológica mantenida, que habitualmente denominamos estrés, puede tener efectos deletéreos. En primer lugar produce cansancio. El cerebro humano consume el 25% de los recursos energéticos corporales. Llevamos un motor neuronal sobre los hombros de alta cilindrada, dependiendo de cómo pisemos el acelerador gastará más o menos. Y las preocupaciones o pensamientos rumiantes nos hacen pisar a fondo el acelerador. Por otro lado irse a la cama tras haber visto un telediario no puede ser bueno. ¿Imaginan el tipo de sueños que tendrá un ciudadano tras ver 30 minutos de malas noticias? No tenemos estudios científicos que lo prueben pero intuitivamente parece que serán sueños distintos que tras leer una novela, tener una agradable conversación o abrazar a un ser querido.

Lo que termina llegando a la consulta es el cansancio o el dolor. La gente se siente agotada. El médico explora, pide unos análisis y todo está bien. Diagnóstico de presunción: estrés. Cada vez más frecuente. O bien el paciente se queja de dolor de cabeza, o en el cuello, quizá en la espalda... tras una buena historia clínica y exploración el médico pregunta ¿tiene usted alguna preocupación? Y esto destapa un torrente de razones que explican el síntoma.

Ante el miedo suelo prescribir conciencia. Trato de ayudar a que el propio paciente se dé cuenta de qué le está pasando, qué está sintiendo, por qué. Esa conciencia lleva consigo la cura y la solución, permite que la persona pueda resituarse y hacer los cambios convenientes en su vida.

Me gustaría que fuéramos capaces de hacer lo mismo a nivel social. Tomar conciencia. Entender de una vez la importancia de vivir en sociedad. La importancia de servir a los demás y no de servirnos de ellos. La importancia de los valores y del respeto. La importancia de la profesionalidad y la vocación en todos los servicios. La alegría de hacer bien las cosas. Yo tengo claro que es posible.





Related Posts with Thumbnails