jueves, 24 de enero de 2013

La medicina del futuro

 Muchos "expertos" nos pintan una medicina del futuro llena de glamour tecnológico. Medicina genómica, aplicaciones móviles, tablets que toman la tensión y hacen electrocardiogramas en nuestro domicilio, lindas azafatas presentando la cura de muchas enfermedades...

No se lo crean. La medicina del futuro será mas cutre. Al menos en Europa. Los sistemas sanitarios públicos colapsarán, sus servicios tendrán mayores listas de esperas, sus profesionales estarán todavía más saturados, todo menguará....


La medicina de mayor calidad a día de hoy es tener accesible un médico y una enfermera que se interesen por ti y puedan dedicarte un tiempo suficiente. Pero cada vez hay menos tiempo, cada vez hay más sobrecarga para los médicos. En mi caso 2200 pacientes, una residencia de ancianos y mucha burocracia. Ahora todavía más, dado que el nuevo enfermero de mi cupo de pacientes me ayuda algo menos con las recetas de los pacientes crónicos que la enfermera anterior.

Quizá este horizonte termine de forzar un cambio, dada la tendencia al infinito de las necesidades de salud de una población que cada vez se siente más enferma. La solución pasa por que cada cual se responsabilice de su propia salud, de la gestión de su propia salud. Y solo se deleguen al médico las cuestiones verdaderamente complicadas que no son susceptibles de manejo por el ciudadano.

En dos palabras: sentido común. Casi nada.








LUX AETERNA from Cristóbal Vila on Vimeo.