miércoles, 27 de marzo de 2013

¿El sexo es vida?

Foto: 'contentment'
http://www.flickr.com/photos/20005495@N00/101723980



Los médicos hablamos poco de sexo. Es un tema que sacamos poco en consulta aún cuando sabemos que causa en muchos casos preocupaciones o problemas.

Uno de las dificultades al afrontar el tema es que a nivel social la exigencia es enorme. Si no se tiene un cuerpo escultural, unos genitales voluptuosos y un rendimiento sobrenatural parece que uno no vale nada. Son muchas las personas jóvenes que me consultan si su anatomía o funcionamiento sexual es adecuado, el tema llega a angustiar. Por otro lado suelen consultar varones de mediana edad solicitando medicación para elevar su rendimiento. Este tipo de fármacos son uno de los negocios más lucrativos de la industria farmacéutica. Considero que en ocasiones puede ser una ayuda, pero habitualmente el tema es más complejo y es necesario tener en cuenta otros factores de índole personal, psicológico, comunicacional y de pareja.

Debería ser mucho más sencillo.

El contacto físico es imprescindible para el bienestar humano. En sociedades "desarrolladas" cada vez nos tocamos menos, reservándose esto para la esfera íntima. Tal vez sea sensato rescatar formas de contacto no sexualizadas como tomar la mano de una persona mayor, hacer cosquillas a un niño o caminar del brazo con un amigo.

También ayuda poder hablar del tema. Cosa que a los hombres se nos suele dar mucho peor que a las mujeres. Si en nuestras conversaciones la sexualidad fuera un tema habitual normalizaríamos muchas situaciones que nos preocupan. Y si nos lo tomamos con un poco de humor, muchísimo mejor.

Viene bien recordar que el principal órgano sexual del ser humano sigue siendo, con mucho, su cabeza.